Carmela Serantes (The goood shop): “Buscamos buenas y nuevas marcas. Si la tienes, escríbenos”

Carmela Serantes es la fundadora de The Goood Shop, una tienda online de moda sostenible. El proyecto de esta ecoemprendedora acaba de cumplir tres años.

¿Por qué montaste The Goood Shop hace ahora tres años? ¿Cuál es el balance?
The Goood Shop nació como la necesidad de una consumidora. Echaba de menos una tienda online multimarca con una buena selección de productos éticos, sostenibles y fabricados en España, con un trato cercano y donde se explicara muy claramente la historia de cada producto y sus criterios de sostenibilidad. Como no lo había, decidí crearlo yo. El objetivo de The Goood Shop es dar visibilidad a las buenas marcas y facilitar y fomentar el consumo responsable y de proximidad.

LOS REQUISITOS
¿Qué requisitos tiene que cumplir una prenda para que pueda ser vendida en tu tienda como ética y sostenible?
En primer lugar, tiene que tener un diseño atractivo, atemporal y hecho para durar. En segundo lugar, tiene que haber sido fabricada de forma ética, transparente y local. En tercer lugar, tiene que ser respetuosa con el medio ambiente, reduciendo al máximo su huella ambiental. La selección es exhaustiva y la realizo yo misma, visitando los talleres siempre que me es posible y realizando una entrevista personal a las personas responsables de cada marca.
¿En qué medida le interesan estos conceptos al público español? ¿Hay más concienciación tras la pandemia?
Creo que cada vez es más difícil vivir de espaldas a la crisis social y medioambiental que hace años venimos sufriendo y el consumo responsable se presenta como una de las grandes herramientas de cambio. Por otro lado, esta pandemia ha forzado un reencuentro con lo verdaderamente esencial: los cuidados y nuestra dependencia con la Naturaleza y con lo que ocurre en otros lados del mundo. Creo que cada vez más personas quieren ser parte de la solución.

PÚBLICO VARIADO
¿Cuál es tu público y cómo te das a conocer?
El público de The Goood Shop es bastante variado, pero mayormente se compone de personas de 35 a 55 años muy concienciadas ética y medioambientalmente. Mis lugares preferidos de encuentro son la web, donde las historias de las marcas y de los productos son las protagonistas y el correo electrónico, donde la comunicación se vuelve cercana y personalizada. Las redes sociales también son un lugar de encuentro y me encanta saber que, poco a poco, también lo es el boca a boca.

¿La crisis ha multiplicado las ventas online en este y otros sectores? ¿Qué ha ocurrido en vuestro caso?
En marzo y abril, por responsabilidad, decidí interrumpir los envíos, así que fue un momento duro, de mucho parón. Desde mayo The Goood Shop está funcionando casi con normalidad y las ventas y las visitas han tenido un incremento notable. Creo que cada vez hay más personas comprometidas con apoyar al pequeño comercio y a la producción local y responsable, que prefieren tener menos cosas pero mejores, así que soy optimista.

“GREEN WASHING”
¿Cómo ves el sector de la moda sostenible en España?
Veo un sector cada vez más interesante y variado. Cada vez hay más marcas, con diseños muy atractivos y una gran concienciación social y medioambiental. El sector va en aumento y las personas dispuestas a invertir en él… también. La demostración es que incluso las marcas low cost se han visto obligadas a adoptar políticas éticas y sostenibles, aunque la mayor parte de las veces sean meras campañas de green washing.
¿Cómo intuyes lo que va ser la “nueva normalidad” en lo que respecta a vuestro sector?
Es un momento muy difícil para hacer previsiones, hay mucha incertidumbre y muchas familias lo están pasando muy mal. Pero, como te decía en anteriores preguntas, también creo que esta pandemia nos ha conectado más con lo importante: la salud y la Naturaleza. Así que el consumo consciente y responsable seguirá creciendo, poco a poco, pero sin detenerse.

¿Estáis buscando nuevas buenas marcas?
-Sí, por supuesto. Si tienes una marca nueva y buena, escríbenos a buenasmarcas@thegooodshop.com

Carolina Sánchez

Monoke, moda sostenible de Marta Portela

Marta Portela, creadora de Monoke: “ser una marca ecológica no es suficiente”

Marta Portela es la mente y las manos detrás de una nueva marca de moda sostenible producida en el sur de la provincia de Pontevedra. Se formó como diseñadora de moda en la Escuela Goymar de Vigo, para después ampliar sus destrezas trabajando como diseñadora gráfica y con cursos de costura o emprendimiento empresarial. De una de estas últimas experiencias, en el Impact Hub de Vigo, nació su primer proyecto, Monoke, una breve (de momento) colección de prendas básicas, cómodas y sanas, de mayor calidad a la que ofrecen las grandes cadenas y que apuesta al milímetro por el cuidado del entorno.

¿Que es para ti el slow fashion?
Es una propuesta que soluciona la producción excesiva de prendas y consigue una reducción notable de residuos. Cuando evitamos el consumo excesivo de prendas de mala calidad que casi no usaremos, estamos ayudando a los trabajadores, al medio ambiente y a los consumidores.

¿Cuándo decidiste dedicarte a la moda ética?
Las premisas de Monoke son el cuidado del medio ambiente, las personas y los animales, algo ante lo que siempre tuve claro que no quería quedarme de brazos cruzados. Por ello decidí encaminarme al emprendimiento creando mi propia marca, evitando el uso de materiales de origen animal, dándole una segunda vida a todos los deshechos y apoyando organizaciones que ayuden al medio ambiente o defiendan a los animales.

Has formado parte del Creative Business Studio de Impact Hub y de su Gira Mujeres, ¿qué nos puedes contar de esa experiencia?
Formarme en materias empresariales y formar parte de una comunidad de emprendedores fue decisivo para que Monoke tomase forma influyó mucho en este proyecto. Fue allí donde tomó forma, gracias a todas las charlas y la inspiración recibida.

¿Cuánto tiempo llevas trabajando en Monoke? ¿Como ha sido el proceso de creación?
Monoke empezó hace unos meses como una idea simple y menos ambiciosa: quería crear una marca sostenible y con diseños alternativos. Fue tras una sesión de formación que me di cuentas que el mundo no necesitaba otra marca de ropa, eso solo significaría un mayor consumo, y mi esfuerzo no era lo suficientemente significativo. Cambié el chip y me puse a trabajar en un proyecto que fomentase el consumo responsable, hasta llegar a lo que es hoy Monoke, una marca 100% ética que contribuye al bienestar del planeta y sus habitantes

¿En que consistió ese giro?
Monoke se diferencia de entre las demás porque busca crear prendas lo más orgánicas y éticas posibles. No todo lo natural lo es. Por ejemplo, el cuero es un material que, desde mi punto de vista, nunca puede serlo. Además, considero las prendas de vestir como un recurso en sí mismas, por lo que deben ser duraderas y apartarse del concepto de tendencia. Por otra parte, utilizando mis productos como reclamo, quiero ayudar a ONG monetaria y promocionalmente.

¿Cómo ha sido el proceso de recolección de todos los materiales para que tus prendas fuesen 100% ecológicas y éticas?
Fue complejo sin duda. No encontraba un distribuidor cercano que me aportase tejidos 100% orgánicos por lo que a raíz de buscar y buscar encontré en Países Bajos una fábrica de tejidos totalmente naturales y que no fabricaban nada sintético, lo que suponía el valor añadido de apoyar a una fábrica 100% acorde con la filosofía de mi marca. Tanto los tejidos como los hilos son algodón con certificado GOTS y los botones y ornamentos los compro directamente a artesanos.

¿Como ves el futuro de la moda sostenible? ¿Qué reivindicaciones hacéis desde el sector?
No me cabe duda de que la moda sostenible es el futuro. Cada vez somos más las que trabajamos para concienciar sobre el cambio de rumbo necesario en la producción, tanto en la ropa, como en la alimentación o la energía, por citar algunos ejemplos.

 

 

Las prendas de Marta Portela están ahora en proceso de preventa, a través de un crowdfunding mediante el que se puede apoyar su proyecto y hacerse con una de sus primeras creaciones.

Planeta Moda - Biocultura Barcelona 2019

Complementos éticos en Biocultura Barcelona 2019

La feria Biocultura Barcelona 2019 está a la vuelta de la esquina. Del 9 al 12 de mayo, en el Palau Sant Jordi, más de 400 expositores relacionados con el consumo ecológico, ético y responsable se darán cita en la mayor feria de España especializada en visibilizar a las empresas que promueven un cambio en nuestra forma de producir y comprar.

Empezamos el recorrido por los stands de moda que encontraremos en la feria recopilando aquellos centrados en el diseño de complementos: bolsos, bisutería, sombreros y gafas de sol son algunas de las cosas que encontrareis en las mesas de estas empresas.

ARTBOTON
Stand 529 www.artboton.com
En Artboton, Fabiola, una artesana argentina afincada en Cubelles, elabora principalmente botones y perchas para patchwork, así como algunos productos de bisutería vintage.

BENETTI BARCELONA
Stand 517 – www.benettibarcelona.com
En Benetti podréis encontrar bolsos, mochilas y riñoneras. Sus compromiso es ofrecer durabilidad y sus productos están confeccionados en sarga de algodón 100%, un tejido apropiado para resistir el paso del tiempo y que además es respetuoso con el medio ambiente.

CORKLAND
Stand 507 – www.corkland.es
Corkland es una marca catalana que fabrica principalmentee bolsos y carteras, pero también joyas, calzado y otros complementos. Su rasgo distintivo lo pone la materia prima que utilizan: el corcho, obtenido de forma sostenible cada tres años de alcornoques portugueses. Corkland nace con la idea de contribuir a un mundo más verde, ofreciendo producytos artesanos, de calidad y 100% ecológicos.

HUGANA
Stand 528
Más de 12 años de experiencia avalan el amplio abanico de complementos de Hugana. Fabrican sombreros, gorras, turbantes, viseras, borsalino, panamas, pamelas, gorras niños, sombreros de paja, y joyas con materiales naturales.

INNBAMBOO
Stand 520www.innbamboo.it
Esta firma italiana está especializada en la confección de fulares a partir de un material muy especial, la fibra de bambú. El hilo obtenido de la fibra de bambú sigue un proceso similar al del lino y el cáñamo, fibras vegetales con las que comparte algunas características, pero se distingue por sus propiedades antibacterianas, higroscópicas e hipoalergénicas que lo hacen particularmente único y adecuado para pieles sensibles.<

MONONA
Stand 521 – www.mononacomplementos.com
Vero, la argentina afincada en Barcelona responsable de Monona, produce a mano cada una de las piezas de su colección. Su marca está basada en la filosofía Km. 0, pues todos sus bolsos, mochilas y monederos están hechos en Barcelona con materiales de primera calidad , “uno a uno con mucha dedicación y mimo en todas las fases de la producción, desde la elección de las telas  hasta el envío final.”

NARDAYA
Stand 513 – www.nardaya.es
Desde Nardaya aseguran que sus diseños están hechos para ver, pero sobre todo, para ser visto. En su taller del País Vasco fabrica gafas de madera de haya, cerezo o nogal navarro, fusionando las nuevas tecnologías con las tradicionales técnicas de carpintería para crear un producto único.

 

Aún nos quedan muchos stands de Biocultura Barcelona 2019 por enseñaros. ¡Permaneced atentos a próximas entradas!

Moda vegana

Revolución animal en la moda

El auge del animalismo y la creciente conciencia sobre el respeto a los animales está llevando a la industria de la moda por derroteros inimaginables hace una década. Hoy los sustitutos de la piel y las pieles con bienestar animal son cada vez más reclamadas.

La moda está incorporando nuevos materiales a su oferta habitual. Más allá de los tejidos acrílicos, sintéticos y de cultivos convencionales, aún a amplia mayoría, se van incluyendo los de procedencia orgánica (algodón, lino, cáñamo, bambú, etc.), los sustitutos de la piel y las pieles que espetan a los animales sin tratarlos como meras mercancías de consumo.

Debido al auge del veganismo y del vegetarianismo, actualmente llaman mucho la atención los sustitutos de materiales de origen animal ya que las firmas de ropa aptas para este tipo de consumidores deben de respetar los derechos de los animales en toda su cadena de valor (del principio al fin de la fabricación de la prenda) y ningún material, tinte o  componente químico (sobretodo de síntesis) puede provenir de ellos. “Hablamos de lana, cuero, pelo o plumas de origen no animal”, explica Ángels Biosca, directora de The Slowear Project, plataforma de divulgación sobre moda sostenible, educación y consumo responsable, para todos ellos ya hay opciones diversas desde la Fauxidermia (recrear el pelo o las plumas con productos sintéticos y/o resinas) al cada vez más popular algodón orgánico (libre de herbicidas, insecticidas, etc.) que a menudo sustituye la lana en especial si es de alto gramaje pues se obtiene ropa de más abrigo para los rigores invernales. “Existen otros materiales naturales como el Tencel”, añade Melanie Trocoli cofundadora del portal de moda vegana Veganized: “Es una fibra de madera de bosques certificados con el sello FSC
donde la producción es controlada. Su calidad es genial para blusas, vestidos o pantalones, su tacto es como el de la seda. Y no sólo puede sustituir a ésta, también al poliéster, una fibra artificial derivada de petróleo, la más utilizada en la moda convencional después del algodón”.

 

Por:Por: Brenda Chávez. Periodista y autora de “Tu consumo puede cambiar el mundo”

 

Este fragmento forma parte de un artículo más extenso donde desglosamos las tiendas de moda sostenible en la ciudad de Barcelona y publicado en el número 75 de la revista ‘The Ecologist’. Puedes conseguirla en kioskos o bajo pedido en la siguiente dirección: hola@planetamoda.org

Ecolã participa en BioCultura Sevilla

Moda sostenible en BioCultura Sevilla

La feria BioCultura de Sevilla está al caer y en la Asociación Vida Sana ya tiene todo preparado para celebrar una nueva edición del encuentro referente en nuestro país en cultura ecológica y sostenible. La cita es del 22 al 24 de marzo en el FIBES de Sevilla, donde se reunirán más de 200 expositores dedicados a la alimentación, la cosmética, el turismo y la artesanía con un objetivo en común: fomentar el consumo de productos respetuosos con el planeta y reivindicar las relaciones de solidaridad, sostenibilidad y respeto entre productores, consumidores y medio ambiente.

En cuanto a la presencia de la moda sostenible, en BioCultura  podremos visitar ocho stands ocupados por este tipo de empresas. Además, se realizarán cuatro actividades paralelas que girarán alrededor de la producción ética de nuestras prendas de vestir (que os detallaremos en un próximo post). Estas son las empresas textiles que podremos conocer durante BioCultura Sevilla:

ARTESAVE
Stand 315 – https://www.artesave.pt/
Para estos artesanos portugueses, el desecho textil es el principio de un nuevo ciclo para fibras de lana y algodón. Sus prendas están fabricadas únicamente con fibras recicladas, siendo la sostenibilidad su principal motivación.  El proceso de los hilos reciclados se inicia con la recogida de los “desechos” generados en la industria textil, que son cuidadosamente separados por color y pasan por un proceso de recuperación de las fibras sin utilización de productos químicos. Después, un grupo de creativos y artesanos crean los diseños a medida de las fibras recicladas y las tejen de nuevo.

ECOALKESAN
Stand 312 – https://www.ecoalkesan.com
Esta empresa española de calzado 100% vegano y ecológico son un ejemplo de producción sostenible en su sector. A través de la utilización de tecnología puntera, minimizan el impacto de fabricación de sus productos, así como la cantidad de desechos que producen. Su leimotiv es que todos podemos cambiar el mundo si tomamos las pequeñas decisiones cotidianas de forma correcta.

BLAUGAP
Stand 301 – https://www.blaugap.com
Blaugap propone una forma más sana de consumir moda para nosotros y para el medio ambiente. Esta ienda online de ropa orgánica y de comercio justo, pone especial interés en fabricar prendas libres de productos químicos. Producen ropa interior, deportiva e infantil, especialmente indicada para personas con problemas de dermatitis, sensibilidad y alergias y para todos aquellos que quieran eliminar los productos contaminantes de sus compras. Cuentan con certificados GOTS, Fairtrade y PeTA.

ECOLÃ
Stand 306 – https://www.ecolaportugal.com/
La historia de Ecolã se remonta a tres generaciones de pastores y artesanos. Esta empresa está situada en la Serra da Estrela, en Portugal, y produce artesanía textil certificada 100% de lana de oveja, en color natural sin tintes. Ellos controlan todo el proceso: desde el cuidado de sus ovejas (de raza autóctona “bordaleira”) hasta la comercialización de sus prendas. Utilizan además una técnica propia de la región llamada burel, que vuelve la lana más resistente e impermeable.

MARTIN NATUR ECOFASHION
Stand 318https://martin-natur.es/
En Martin Natur fabrican zapatos de piel tratada mediante procesos respetuosos con el medio ambiente, utilizando la técnica de curtido vegetal. Su calzado está fabricado en España, cuentan con plantillas intercambiables y un ancho especial que proporciona mayor libertad y comodidad.
También tienen ropa fabricada con algodón orgánico con certificado GOTS.

MISTURA ESMALTE
Stand 300
Piezas de diseño propio acabadas en esmalte

OINAK
Stand 320 – https://aitorbastarrika.com/
Oinak es una colección de calcetines de lana y algodón orgánico teñidos con tintes naturales y ecológicos. Cuentan con Certificación GOTS, que garantiza que tanto sus materias primas como su proceso de producción y coloración (uno de los pasos más contaminantes en la industria textil masificada) son respetuosos con el medio ambiente.

ZACATUA
Stand 308 – http://www.zacatua.com/
Zacatúa es una pequeña empresa familiar que cose prendas en algodón y cáñamo con certificado ecológico. Están especializados en prendas infantiles que destacan por sus diseños divertidos y llenos de color. También encontraremos prendas de mujer.

 

Sacos de café convertidos en prendas de diseño únicas

En el 2015 Sylvia Calvo hizo un sueño realidad: convertirse en diseñadora de moda. Y lo hizo aplicando la sostenibilidad a su trabajo: transforma sacos de café en prendas de vestir únicas.

Sylvia Calvo en su atelier en Castelldefels

Sylvia nos recibe en su recién reinaugurado atelier de Castelldefels con la amabilidad que la caracteriza. Nos enseña con orgullo cada detalle de su pequeño estudio y las anécdotas se acumulan, cada objeto tiene una historia detrás. Hace un pequeño repaso por su biografía y nos explica que antes de llegar al mundo de la costura tuvo profesiones bien diferentes. Tras licenciarse en filología inglesa cruzó el charco y durante quince años vivió en EE.UU, donde trabajó en diferentes aerolíneas. Tras el 11 septiembre decidió volverse a España y comenzó a trabajar en la empresa familiar de barcos con su padre, “vine a pasar una temporada y al final me acabé quedando aquí”, apostilla.

EN BIOCULTURA

Su primer contacto con la moda sostenible fue, casualmente, como visitante a BioCultura Barcelona en el año 2012. Allí acudió como público a una charla sobre ecofashion con la que se quedó ‘atónita’. “Estuve más de un año sin comprar ni una pieza de ropa, empecé a buscar información, me apuntaba a todo lo que salía sobre moda sostenible…”, cuenta con entusiasmo.

“Quería crear algo que ayudase a contribuir a ese cambio de paradigma que desde entonces vi como crucial”. Y fue así como un buen día vio en aquellos grandes sacos de importación de café su oportunidad. “La idea de los sacos está relacionada con el negocio de los barcos. Veía como llegaban esos grandes sacos cargados de café, me llamaban la atención y quise saber lo que hacían después con ellos. Para mi sorpresa me contaron que le daban un solo uso y… a la basura”.

Los sacos están hechos de fibra de yute que se caracteriza por ser una fibra 100% biodegradable, reciclable y respetuosa con el medioambiente. De hecho una hectárea de plantas de yute consume 15 toneladas de dióxido de carbono y libera 11 toneladas de oxígeno. Y además, tal y como nos explica la diseñadora, plantar yute en cultivos de rotación enriquece la fertilidad del suelo para el siguiente cultivo.

OTRAS FIBRAS

Otra de las características de los sacos que atrajeron a esta catalana fueron las estampaciones.  “Los sacos tienen unas impresiones con las que yo juego en mis diseños. Me gusta conservar esos dibujos que convierten cada prenda en un modelo único”. Nos lo cuenta a la vez que nos muestra algunas telas que tiene almacenadas en el taller. Tras recoger los sacos, los lleva a lavar, “es un proceso muy laborioso”, explica. En algunas de sus creaciones combina el saco con otras fibras como el algodón orgánico, cáñamo, vaquero reciclado, etc. “Contrastar diferentes telas hace las prendas más versátiles y también me adapto a lo que quiera el cliente”.

Por: Tamara Novoa

[Este artículo es un avance a la entrevista completa que se publicará en el número 71 de la revista The Ecologist]