Ray Musgo, zapatos ecológicos y de diseño

Lorena Gasco, CEO y fundadora de Ray Musgo, es ingeniera química cuya trayectoria profesional ha ido ligada a la investigación, la sostenibilidad y el diseño. En 2015 fundó la firma de calzado Ray Musgo, consciente de la necesidad de ofrecer zapatos de diseño y gran confort elaborados de forma respetuosa con el medio ambiente. Ha sido uno de los proyectos premiados en la III edición de los Premios Ecoemprendedores de BioCultura.

 
¿Cómo se crea Ray Musgo?
Partiendo de una necesidad. Y es que como clienta concienciada con el impacto ambiental de los productos, encontraba prácticamente imposible dar con zapatos realmente sostenibles y más todavía con un diseño femenino, con estilo. Así, desde 2013 se empezó a desarrollar el proyecto, buscando materiales alternativos, estudiando el mercado nacional y europeo, etc., hasta el nacimiento de la firma en 2015.

Luis Morales de Ecove entregando el premio Ecoemprendedores a los fundadores de Ray Musgo.
Luis Morales de Ecove entregando el premio Ecoemprendedores a los fundadores de Ray Musgo.

CARACTERÍSTICAS
¿Qué características remarcarías de vuestro calzado?
Si bien somos reconocidos por elaborar “zapatos ecológicos”, bajo nuestro punto de vista nuestra baza es unificar tres cualidades que es difícil encontrar en un mismo zapato: diseño, comodidad y sostenibilidad. Centrándonos en el aspecto ambiental, basamos nuestro modelo productivo en la mayor localización posible de nuestro taller, auxiliares y proveedores, minimizando el transporte (y las emisiones atmosféricas asociadas) y apoyando así a la industria local, que atraviesa unas décadas difíciles en nuestra localidad (Zaragoza). En cuanto a los materiales, utilizamos materiales que aportan un extraordinario confort pero con un bajo impacto ambiental: pieles curtidas con taninos vegetales (libres de cromo), hebillas y cremalleras libres de níquel, forros de microfibra ecológica, plantas de montaje y plantillas naturales confeccionadas con fibras vegetales (algodón, maíz y kenaf), etc. Estamos muy orgullosos de ser pioneros en nuestro país en la utilización de un innovador material en nuestras suelas, llamado EcoTPU, de extraordinarias propiedades y que se elabora a partir de aceites vegetales reciclados.

¿Vosotros no venís del sector del calzado? ¿Eso os diferencia? ¿Y qué más?
En primer lugar, y puede que lo más importante, que no provenimos del sector del calzado. En muchas ocasiones las empresas tradicionales empiezan a apostar por el mercado ecológico bien por una cuestión de imagen, bien por ampliar su mercado potencial. Nuestro caso es muy particular ya que los promotores somos científicos procedentes del ámbito de la sostenibilidad, y para nosotros el respeto ambiental es el punto de partida a partir del que desarrollamos todo nuestro trabajo. En segundo lugar, como decíamos anteriormente, el conjugar la sostenibilidad con el confort y un diseño alejado de los estereotipos del “producto ecológico” es un punto que creemos nos diferencia.

Colección Zierzo de Ray Musgo para el invierno de 2016.
Colección Zierzo de Ray Musgo para el invierno de 2016.

ray-musgo-2

 

 

 

 

 

 

 

EL PREMIO
¿Cómo es de gratificante recibir el premio de Ecoemprendedores BioCultura?
¡Muchísimo! Obviamente no hacemos este (gran) sobre-esfuerzo de trabajar de forma sostenible por cuestión de imagen o reconocimiento, pero bien es cierto que cuando se reconoce esta forma de hacer las cosas supone un impulso enorme. Son muchas las iniciativas emprendedoras en el sector “eco”, por fortuna, así que estamos enormemente agradecidos a BioCultura y a Ecove por este premio.

¿A qué tipo de público os dirigís?
En lo referente al mercado, hemos comenzado posicionándonos en nuestro país pero tenemos un amplio margen de crecimiento en Europa, tanto por las características “ambientales” del proyecto como por las características de los zapatos (hormas amplias, tallas grandes, plantillas extraíbles, etc.). Nuestro público es, la verdad, más variado de lo que preveíamos. Al margen de la cliente “eco”, ya concienciada y que busca productos ecológicos, contamos con una clientela muy fiel que valora la comodidad de nuestros zapatos, y que con frecuencia tiene problemas en los pies (alergia, juanetes, fascitis plantar, etc.). Además, lo original de nuestros diseños nos conduce a estar presentes en zapaterías y boutiques especializadas en calzado de diseño, lo que nos permite acceder a ese tercer tipo de clienta que valora ante todo la exclusividad en el diseño del zapato.

CONCIENCIANDO

¿Pensáis que habría que concienciar al mundo respecto a la moda?
No sólo respecto a la moda. Sería muy importante formar e informar a nuestros jóvenes y niños sobre lo vital de vivir de forma sostenible. Y es que son muchos los ámbitos que exigen un cambio urgente: edificación, gestión de residuos, movilidad… y por supuesto la industria de la moda. Explicarles las consecuencias del modelo actual, de consumismo descontrolado, procesos contaminantes, deslocalización de las fábricas, etc., seguramente ayudaría a hacer de ellos unos consumidores más “responsables” de lo que lo somos hoy día.

¿Cómo funciona la certificación cuando se trata de calzado?
De igual manera que en el sector textil, las pequeñas empresas lo tenemos muy complicado para acceder a certificaciones de carácter comunitario, como la Etiqueta Ecológica Europea. Además, estas certificaciones tienen sus contrapuntos que no las hacen todo lo “fiables” que cabría esperar. Por este y otros motivos, nuestra forma de trabajar consiste en exigir a nuestros proveedores el cumplimiento de normativas y estándares específicos para cada componente, como el reglamento REACH aplicado al contenido en determinadas sustancias presentes en las pieles, o el estándar OEKO-TEX o el GOTS para textiles (que utilizamos en nuestros forros).

TIENDA FÍSICA
¿Disponéis de alguna tienda física?
Sí, tenemos un punto de venta propio en el C.C. Aragonia de Zaragoza (Avda. Juan Carlos I, 44), abierto de martes a sábado de 11h a 21h, en el que tenemos las colecciones íntegras. También disponemos de tienda online (www.raymusgo.com) con envío nacional gratuito y, por supuesto, estamos presentes en zapaterías y boutiques nacionales y europeas. En España, por ahora, estos puntos de venta se concentran en la mitad norte y en Canarias.

¿Qué temas tratáis en vuestro blog online?
Le damos mucha importancia a nuestro blog, que utilizamos no sólo para hablar de Ray Musgo (materiales, nuevas colecciones, promociones, etc.), sino para compartir novedades que encontramos, o recomendar otras firmas de otros ámbitos (moda, alimentación, cultura) que nos gustan y comparten nuestra pasión por el diseño y la ecología.

Por: Esteban Zarauz

Slowers y el placer de caminar despacio

Entrevistamos a María Ripollés, creadora de Slowers. Una marca de zapatos ‘veganos, ecológicos y bonitos’. Nos cuenta que está a punto de sacar su nueva línea de calzado tras el éxito alcanzado en una campaña de crowfunding.

Maria y Ringo blanco
María Ripollés y su fiel compañero canino Ringo, creadores de ‘Slowers’.

¿Cómo nació Slowers?

Slowers nació con la idea de crear zapatos para caminar a otro ritmo, como un recordatorio de que podemos caminar un poco más despacio por la vida y saborear más cada momento. Yo vengo del campo del medio ambiente así que desde el primer momento supe que quería incorporar esta faceta a los zapatos, por ese motivo busqué un tipo de calzado que fuera sostenible, que respetara al medio ambiente. También tenía claro que iba a fabricar en España, pues para mí es importante conocer de primera mano quién fabrica nuestros zapatos y asegurar que se respeta a todas las personas que participan en el proceso. Sin embargo, el tema vegano aún no estaba presente en mi vida y no formó parte del plan inicial.

¿Por qué decidiste crear calzado vegano?

Nuestros zapatos ya eran veganos, en ningún momento llegamos a usar piel u otro tejido de origen animal, pero fue a través de una feria en Alemania cuando empecé a tomar consciencia sobre este tema. Entonces me di cuenta de la especial relevancia que cobra el veganismo en el calzado, donde la piel es el tejido predominante con diferencia.

En paralelo, mi evolución a nivel personal me ha ido acercando a la vida vegana. Siempre me ha dolido el maltrato animal pero desde que Ringo (socio en Slowers y fiel compañero canino) entró en mi vida he tomado consciencia real de los abusos que sufren los animales por parte de los humanos. Así que decidimos que Slowers no iba a apoyar de ninguna forma la crueldad hacia los animales, Slowers iba a ser una marca 100% vegana.

¿Cuáles son las dificultades con las que te has encontrado para sacar adelante este proyecto?

En nuestro caso esto ha supuesto un gran reto. Habitualmente las alternativas veganas a la piel (para calzado de invierno) son polipieles y otros derivados del petróleo que nosotros no estamos dispuestos a usar por no ser orgánicos ni sostenibles. Así que aquí ha empezado una gran aventura que nos está llevando a descubrir nuevos tejidos que cumplan todos nuestros requisitos para asegurar que cuando caminas con Slowers estás respetando al planeta y también a todos los seres que en él habitamos.

¿Qué materiales utilizáis en substitución de las pieles y las polipieles?

Hasta ahora sólo hemos tenido colección de verano, así que hemos trabajado con tejidos de algodón orgánico certificado y lino. Para el próximo invierno nos estrenamos con materiales de invierno hechos con fibra de coco y algodón encerado con proteína de soja.

Slowers ss2016 moon and stars detalle trasero

¿Cómo descubres esos ‘otros’ materiales que puedes emplear? ¿Hay investigación en este ámbito? ¿Sigues el ejemplo de diseñadores de otros países?

Es una continua búsqueda a través de ferias, prensa especializada, grupos que apoyan la moda ética y ecológica, etc. Lo principal es tener la idea de cuál sería tu material ideal porque en el caso del calzado hay muchos materiales con los que a primera vista piensas que podrás trabajar pero que luego no sirven por una cuestión de desgaste y durabilidad. Igual que somos muchos los diseñadores que estamos trabajando para hacer la moda más sostenible, también hay muchas personas y grupos de investigación que trabajan con la innovación de materiales. A veces lo difícil es unirse para trabajar conjuntamente.

¿Cómo es el proceso de elaboración de vuestros zapatos?

En primer lugar desarrollamos el diseño y vemos con qué tejidos quedaría bien, digamos que esta sería la parte externa, la que se ve.

Luego viene el proceso que se ve menos pero se aprecia a nivel de comodidad, que es la selección de la horma adecuada y todos los detalles más técnicos para que el zapato sea funcional y cumpla que nuestras especificaciones.

En diciembre de 2015 lanzasteis una campaña de crowfunding para lanzar vuestra nueva línea de calzado ¿Cómo fue el proceso?

Muy bien, conseguimos la financiación necesaria para lanzar la colección y lo principal es que recibimos apoyo de personas de todo el mundo. La verdad es que es muy gratificante ver que todo el esfuerzo que hay detrás de cada nuevo modelo de zapato tiene una recompensa y que hay personas que están deseando encontrar zapatos como Slowers.

¿Crees que este será el modelo que tendrán que seguir los nuevos creadores como tú o la empresa de la moda dará un cambio hacia lo sostenible?

Yo considero que no hay un modelo único a seguir, que cada creador o empresa es diferente y que cada momento dentro de la evolución de la empresa también lo es. Por eso no hay fórmulas mágicas y es un continuo prueba-error-corregir-seguir adelante. A nosotros en este momento no sólo nos interesaba la financiación sino testar el nuevo producto para ver si nos lanzábamos por esa línea. El crowdfunding nos dio ese empujón necesario para acabar de creer en nuestro nuevo modelo.

Solamente tenéis tienda online ¿Os planteáis abrir una tienda física?

No en este momento, sería un sueño ver una tienda Slowers en un futuro cercano, pero no entra en nuestros planes para este año. Aún nos queda mucho trabajo para llegar ahí.

Slowers ss2016 detalle mostaza

¿Cuál es el perfil de vuestros clientes?

Tenemos dos perfiles dferentes. Por una parte las personas que están buscando zapatos ecológicos y veganos, que tienen unas normas de consumo muy definidas y que buscan zapatos como los nuestros. Por otra parte, personas sensibles con el medio ambiente que no son tan estrictas con sus hábitos de consumo pero que se identifican con nuestra marca, con la filosofía slow y nuestra forma de hacer las cosas, personas que se sienten parte de nuestro proyecto y nos apoyan.

¿Desde 2012 has notado un mayor interés entre los consumidores por cómo ha sido elaborada la ropa y el calzado que visten?

No especialmente, quizás hay más interés por parte de prensa y esto llevará a incrementar la conciencia e interés de la gente. Sí he visto un interés creciente respecto al veganismo, tanto a nivel de prensa como de consumidores.

¿Embarcarte en este proyecto supuso un cambio a nivel personal?

Completamente, o quizás lo correcto sería decir que mi cambio a nivel personal me llevó a querer crear un proyecto coherente con mis valores y mi estilo de vida. Las dos cosas han ido unidas en mi caso.

Por: Tamara Novoa