Sacos de café convertidos en prendas de diseño únicas

En el 2015 Sylvia Calvo hizo un sueño realidad: convertirse en diseñadora de moda. Y lo hizo aplicando la sostenibilidad a su trabajo: transforma sacos de café en prendas de vestir únicas.

Sylvia Calvo en su atelier en Castelldefels

Sylvia nos recibe en su recién reinaugurado atelier de Castelldefels con la amabilidad que la caracteriza. Nos enseña con orgullo cada detalle de su pequeño estudio y las anécdotas se acumulan, cada objeto tiene una historia detrás. Hace un pequeño repaso por su biografía y nos explica que antes de llegar al mundo de la costura tuvo profesiones bien diferentes. Tras licenciarse en filología inglesa cruzó el charco y durante quince años vivió en EE.UU, donde trabajó en diferentes aerolíneas. Tras el 11 septiembre decidió volverse a España y comenzó a trabajar en la empresa familiar de barcos con su padre, “vine a pasar una temporada y al final me acabé quedando aquí”, apostilla.

EN BIOCULTURA

Su primer contacto con la moda sostenible fue, casualmente, como visitante a BioCultura Barcelona en el año 2012. Allí acudió como público a una charla sobre ecofashion con la que se quedó ‘atónita’. “Estuve más de un año sin comprar ni una pieza de ropa, empecé a buscar información, me apuntaba a todo lo que salía sobre moda sostenible…”, cuenta con entusiasmo.

“Quería crear algo que ayudase a contribuir a ese cambio de paradigma que desde entonces vi como crucial”. Y fue así como un buen día vio en aquellos grandes sacos de importación de café su oportunidad. “La idea de los sacos está relacionada con el negocio de los barcos. Veía como llegaban esos grandes sacos cargados de café, me llamaban la atención y quise saber lo que hacían después con ellos. Para mi sorpresa me contaron que le daban un solo uso y… a la basura”.

Los sacos están hechos de fibra de yute que se caracteriza por ser una fibra 100% biodegradable, reciclable y respetuosa con el medioambiente. De hecho una hectárea de plantas de yute consume 15 toneladas de dióxido de carbono y libera 11 toneladas de oxígeno. Y además, tal y como nos explica la diseñadora, plantar yute en cultivos de rotación enriquece la fertilidad del suelo para el siguiente cultivo.

OTRAS FIBRAS

Otra de las características de los sacos que atrajeron a esta catalana fueron las estampaciones.  “Los sacos tienen unas impresiones con las que yo juego en mis diseños. Me gusta conservar esos dibujos que convierten cada prenda en un modelo único”. Nos lo cuenta a la vez que nos muestra algunas telas que tiene almacenadas en el taller. Tras recoger los sacos, los lleva a lavar, “es un proceso muy laborioso”, explica. En algunas de sus creaciones combina el saco con otras fibras como el algodón orgánico, cáñamo, vaquero reciclado, etc. “Contrastar diferentes telas hace las prendas más versátiles y también me adapto a lo que quiera el cliente”.

Por: Tamara Novoa

[Este artículo es un avance a la entrevista completa que se publicará en el número 71 de la revista The Ecologist]

La Canalla: Pura emoción por el arte trasladada a prendas de vestir

La energía emana por los poros de esta pareja de hermanos que en otoño cumplen 20 años al frente de La Canalla. Una de las marcas de ropa seguramente más canallas del panorama gallego, pues a sus diseños no les falta atrevimiento, originalidad y sobre todo reivindicación.

Patricia y Fran Soto son los creadores de la marca de moda sostenible ‘La Canalla’ que en otoño cumplirá 20 años.

ROPA QUE HABLA
Reivindican una moda a medida que se adapte a la diversidad de los cuerpos de mujer, apuestan también por la sostenibilidad y están en contra de los cánones establecidos y las tendencias repetitivas. “La ropa cumple dos objetivos. Por una parte la vestimos por la necesidad de cubrirnos ante las inclemencias meteorológicas, pero por otra parte con la ropa también nos comunicamos, es una forma de expresión más”, explican los hermanos Soto y agregan que “este concepto está cada vez más diluido, la moda es resultado de lo que pasa en la sociedad”. En una sociedad en la que impera el Fast Fashion es complicado encontrar estilismos con personalidad propia. Pero explorando nos topamos con proyectos como el de estos dos vigueses, que trabajan a medida: “no nos gusta que la talla aleje a alguien de una marca, en este caso la nuestra. Un pantalón sienta bien si el patrón está bien hecho”, aseguran.

“TENEMOS POCO DE EMPRESARIOS”
Patricia, que tiene estudios en diseño de moda, y Fran, licenciado en filología inglesa, disfrutan desde jóvenes trabajando juntos, haciendo cosas de manera artesanal. La Canalla comenzó creando el vestuario para obras de teatro, las nociones en diseño de Patricia se complementaban bien con los estudios en filología de Fran, que hacía un análisis en profundidad de la obra para saber cómo caracterizar a los personajes. Aunque nunca han abandonado esta labor y han trabajado para reconocidas compañías como La Fura Dels Baus, poco a poco fueron evolucionando hacia una moda de vestir. Eso sí, su público es tan diverso como sus creaciones. “Tenemos clientes de los 17 a los 87 años, el único denominador común que tienen es la emocionalidad por la ropa”, señalan. Admiten que el grosso de sus clientes se mueve entre los 30 y 40 años porque son también los que tienen la capacidad adquisitiva para permitírselo, aunque como explican “al inicio éramos más caros de lo que somos ahora”. Sus prendas en colección oscilan de los 30 a los 150/200€, un precio que muchas veces se queda por debajo de lo real si valoran las horas de dedicación que les ha llevado hacerlos, pero como ellos mismos apuntan “somos más emocionales que empresarios”. Y la emoción es algo que no dejas de palpar desde que entras en su taller. Los Soto se desviven por lo que hacen y esa pasión la trasmiten a través de sus creaciones, su espacio de trabajo y su forma de hablar.
Durante varios años regentaron una tienda de La Canalla en el centro de Vigo, pero hace unos años que la cerraron y desde entonces trabajan en un estudio atelier en el que reciben a sus clientes. Para no perder el contacto con el público participan en numerosas ferias y eventos relacionados con la moda y el arte. Hoy en día trabajan principalmente a través de tres vías:
• Van creando todo el tiempo su propia colección en la que no existen temporadas, se trata de una moda atemporal que venden a través de Fairchanges.
• Hacen encargos a medida: proponen tejidos, preguntan las inquietudes al cliente, se fijan en los diseñadores que le gustan.
• Rescate: Consiste en contemporaneizar prendas que les trae la gente.

En el taller de la Canalla, situado en una céntrica calle de Vigo, dan rienda suelta a su imaginación y atienden a sus clientes.
En el taller de la Canalla, situado en una céntrica calle de Vigo, dan rienda suelta a su imaginación y atienden a sus clientes.

EN LOS GENES
La Canalla ha ido evolucionando al tiempo que ellos han ido creciendo: “es un proyecto de vida desde el inicio, no es un proyecto empresarial. Se trata de vivir con lo que te hace feliz”. Ambos tienen claro que su madre, María, ha jugado un papel fundamental en lo que es la Canalla hoy en día. “Desde pequeñitos nos ponía con ella a ayudarla a calcetar, coser… lo que hiciera falta. Hemos entendido la costura desde el concepto de juego no como un trabajo y eso ha sido fundamental”. Por otra parte, su padre era tapicero y de él han heredado el amor por las telas y su creatividad. A sus 84 años, María todavía continúa ayudándoles en el taller, los hermanos señalan que si algo les fascina de su madre es que a su edad conserve la capacidad para sorprenderse.

Por: Tamara Novoa

UPCYCLING Con Sílvia Oliveras (Seamstress Vintage) en BioCultura BCN

El “upcycling”, aunque es una técnica en alza, no es nuevo. Consiste en utilizar ropa que no usamos para la creación de una nueva prenda de vestir, tal y como antes hacían nuestras madres y abuelas. La diseñadora Sílvia Oliveras (derecha en la foto) es una de las principales impulsoras de esta práctica en España. Estará en BioCultura Barcelona. 

-¿Qué es el “upcycling”?
-El “upcycling” es una palabra en inglés que no tiene una traducción literal en nuestro idioma pero que significa como concepto transformar una prenda sin uso o considerada basura en una prenda nueva. A diferencia del reciclaje, los materiales no son transformados, se utiliza la misma materia, cambiando sus usos originales. El límite está en la creatividad de cada persona. Hacer “upcycling” ayuda a reducir los residuos,  a disminuir el uso de materiales vírgenes y a prolongar la vida de lo que ya existe. Este concepto de reutilizar se está volviendo cada vez más popular; diseñadores y marcas empiezan a convertir residuos en productos renovados y originales.

Taller de Upcycling en el Showroom de Planeta Moda

LOS PRINCIPIOS
-¿En qué momento decidiste comenzar a reutilizar prendas viejas?
-Creo que no hay un momento en que lo decido, la cosa sale casi sin proponérmelo… De siempre he reutilizado la ropa, he crecido viendo a mi abuela sentada en su máquina de coser, tengo la  imagen de mi hermano y yo sentados a sus pies entre hilos y botones escuchando la novela en la radio. También mi madre aprovechaba las prendas; lo que más me impresionó fue un día, cuando yo tenía 12 años, en que vi a mi madre haciendo una falda para mi hermana con las patas superanchas de sus Lee. Estudié Moda y Confección y trabajé en un taller, allí aprendí a coser  bien y todo el proceso de fabricación de una prenda.  Durante  un largo paréntesis me dediqué  a otras cosas, pero nunca dejé de coser: vestuario para teatro, prendas para mí y sobre todo para mi hija. Seamstress Vintage nace en el 2012 reciclando camisetas y haciendo bolsas para la compra, con la esperanza de concienciar a la gente, y poco a poco voy introduciendo las prendas de vestir.

-En BioCultura Barcelona impartirás un taller junto a Natàlia Maragall: “De una vieja prenda a una prenda única”. ¿Qué aprenderán los participantes?
-Impartiremos  una charla- taller de “upcycling”; sobre todo aprenderemos que toda prenda puede tener una segunda oportunidad. Con Natàlia comparto muchas cosas y lo más importante es que creemos que el “upcycling” es lo más completo cuando hablamos de moda sostenible, no hay prenda más sostenible que la que ya existe. En la charla, explicamos ideas de cómo podemos transformar una prenda vieja, sin uso, en una prenda única. Eso es una forma de reciclado de armario que  nos gusta mucho.

EJEMPLOS
-Danos algunos ejemplos de diseños que hayas creado a partir de prendas ya usadas…
-Un pijama de caballero vintage transformé los pantalones en un vestido y la camisa en una falda. Con un juego de corbatas confeccioné un vestido; y con un cubrecama antiguo, un abrigo.

 

-¿Y en qué te inspiras?
-Me inspira casi siempre la prenda vintage que llega a mis manos, puedo inspirarme al segundo o puedo  inspirarme por el color, el tejido y puedo tardar días en sacar una prenda. También me dejo influir por la calle, por las cosas bonitas, sensaciones, historias. No siempre consigo mantener un equilibrio entre arte, diseño y prenda comercial.

-El fin de semana también conducirás un taller de “upcycling” dentro del espacio MamaTerra dirigido al público familiar, ¿en qué consistirá?
-Haremos un delantal con los peques y la ayuda de los mayores. Reutilizaremos  unos jeans viejos ya que en todas las casas siempre  hay  un montón y es un tejido muy duradero.

LOS PEQUEÑOS
-¿Por qué crees que es importante familiarizar a los más pequeños con estos conceptos?
-Ellos son los futuros compradores. Los niños  tienen la capacidad de aprender todo muy rápido, y no tienen la necesidad de comprar compulsivamente, somos los adultos que los influimos.

-¿Qué encontrarán los visitantes a BioCultura en tu espacio expositivo?
-La colección de verano 2017, compuesta por vestidos, bolsas y complementos. Rayas, flores, blancos y azules.  “Upcycling” post-consumo y pre-consumo.

Upcycling, una segunda oportunidad

Quizás algunos lo han vivido en sus propias carnes o  sino seguro que lo hemos visto en películas antiguas en que señoras muy “apañadas” hacían a sus hijas unos vestidos preciosos y floreados a partir de las cortinas viejas del salón. Esta práctica lleva años utilizándose  y actualmente tiene nombre propio: Upcycling.

Vestidos de la colección Onion de Javier Núñez
Vestidos de la colección Onion de Javier Núñez

Además de la anécdota de las cortinas hay mucho más, el Upcycling o reutilización creativa es una de las variantes más potentes de la moda sostenible. En concreto es el proceso de transformación de productos desgastados, en desuso o que ya no tienen valor en nuevos materiales o productos de calidad y con un mayor valor medioambiental. El término nace en contraposición al downcycling en que el proceso de reciclado crea productos nuevos pero reduciendo la calidad y su funcionalidad. En cambio el Upcycling aporta positividad y el reto de encontrar en los materiales el potencial que pueden llegar a tener para darles una segunda vida, que incluso puede ser mejor que la primera. El objetivo del Upcycling es evitar que se desechen materiales potencialmente utilizables y así reducir el consumo de materia prima nueva para la creación de ropa. Al utilizar materia prima reciclada podremos reducir la cantidad de energía, la contaminación de aire y agua en las transformaciones de esta materia prima en prendas de vestir y a la vez alargar la vida a prendas que ya han pasado por esa transformación.

Hemos preguntado sobre esta forma de entender la moda a 5 diseñadores españoles punteros y con gran recorrido en diseños basados en el upcycling, cada uno de ellos aporta su punto de vista, experiencia y filosofía propia en este cuestionario:

¿Qué materiales se utilizan para crear diseños Upcycling? ¿ De dónde salen esos materiales?

Bolso y vestido de la colección SlowBag de Tytti Thusberg.
Bolso y vestido de la colección SlowBag de Tytti Thusberg.

Los materiales de los que se hacen las creaciones de Upcycling provienen básicamente de dos grandes grupos: restos de pre consumo o residuos de post consumo o bien una combinación de los dos tipos. El pre consumo son los residuos que se generan durante la producción de un tejido o los sobrantes que se generan al cortar un patrón. El post consumo, como su nombre bien indica, son los residuos generados por los consumidores cuando deciden tirar las prendas que ya no utilizan. La mayoría de los expertos consultados se inclinan más hacia la utilización de residuos de post consumo encontrados en tiendas y mercadillos de ropa de segunda mano, tanto nacionales como a nivel europeo, donde el sector de ropa usada y vintage está mucho más instaurado que en España. Por ejemplo, Virginia Rondeel tiene un convenio de colaboración con las tiendas Humana y le van apartando las camisas de las que ella luego hace una segunda selección y consigue reconvertirlas en faldas, vestidos o pantalones con un resultado realmente sorprendente y que resaltan la feminidad en una mujer a partir de prendas inicialmente muy masculinas.

La diseñadora finlandesa Tytti Thusberg tiene una colección de bolsos llamada “Slowbag” creados a base de cinturones de seguridad y arneses usados, nos comenta que la materia prima procede de desguaces o residuos industriales. Actualmente está ampliando la gama combinando los cinturones de seguridad reciclados con cuero sobrante de tapicería. ¿El resultado? Unos bolsos creados de forma muy artesanal y cuidada con un resultado moderno, elegante y atemporal diseñados para servir “toda la vida”.

Por: Yaiza M. Gil

Puedes leer el artículo complento en el nº 67 de la revista  ‘The Ecologist’ dedicado a la moda sostenible.

  • Pide tu revista enviando un email a: hola@planetamoda.org

Diseñadores y eco-emprendedores participarán en los talleres de Planeta Moda en BioCultura Bilbao

Entre el 30 de septiembre y el 2 de octubre se celebrará la cuarta edición de BioCultura Bilbao que por primera vez contará con la presencia de Planeta Moda, la plataforma de moda sostenible impulsada por la Asociación Vida Sana.
Las actividades son uno de los reclamos del espacio Planeta Moda. Diseñadores y eco-emprendedores dedicados a la moda sostenible nos contarán su experiencia pero también nos darán consejos y asesoramiento para ayudarnos a reconvertir nuestro armario en un eco-armario. En los talleres participarán diseñadoras como la artista finlandesa Tytti Thusberg que nos introducirá en el apasionante mundo del upcycling; Ander Aldekoa nos dará las claves para emprender en verde o la conocida marca Skunkfunk nos hablará de la viabilidad de convertirse a sostenible.

Desgranando la programación
La diseñadora Silvia Oliveras de Seamstress Vintage será la encargada de inaugurar las actividades de Planeta Moda el viernes día 30. Realizará un taller de upcycling en el que enseñará a los participantes cómo convertir una camiseta vieja en un cojín o un bolso. O también con la única ayuda de unas tijeras creará una moderna camiseta con un diseño calado en la espalda.
En la tarde del viernes llegará el turno de Maripuri Tijeritas, que bajo el título ‘El gusto de utilizar ropa íntima sostenible’ hablará de la importancia de cuidar aquello que vestimos por dentro ya que son prendas que están en contacto directo con las partes más delicadas de nuestro cuerpo.
El sábado Beatriz Valdivia, fundadora de la tienda multimarca Moda en Positivo, explicará a los asistentes, desde su propia experiencia cómo poder crear un negocio de moda sostenible cómo buscar financiación, formas de darlo a conocer y de venderlo.

actividades-planeta-moda-2
Beatriz Valdivia y Gema Gómez en BioCultura Madrid

Poco se ha hablado todavía del impacto medioambiental de la industria del calzado. La marca de calzado ética y responsable Kamelonik aportará al público de BioCultura información sobre cómo y en qué condiciones se elaboran los zapatos que utilizamos. Además visibilizarán iniciativas que han nacido para mejorar la la transparencia y responsabilidad de la cadena de valor.
Una de las protagonistas de la tarde del sábado, será la conocida marca Skunkfunk, que explicará los motivos por los que una marca inicia un cambio hacia la sostenibilidad y explicará cómo se ha realizado ese camino que tal y como adelantan en el título de la charla ‘es infinito’.
La jornada la cerrará la Asociación de Moda Sostenible de la Rioja. Presentarán el trabajo que realizan desde la asociación y hablarán de la importancia de crear sinergias dentro del sector de la moda sostenible para crecer con más fuerza. La presentación irá seguida de un taller de Upcycling, en el que aprenderemos a dar una segunda vida a prendas que tenemos olvidadas en el cajón.

La diseñadora Tytti Thusberg
La diseñadora Tytti Thusberg estará el sábado en BioCultura Bilbao

La diseñadora finlandesa, afincada en Donosti, Tytti Thusberg inaugurará la jornada del domingo. Presentará su colección de bolsos ‘SlowBag’, creados a base de cinturones de seguridad y arneses usados. La materia prima procede de desguaces o residuos industriales y actualmente está ampliando la gama combinando los cinturones con cuero sobrante de la tapicería. Una oportunidad excepcional de acercarnos a la trayectoria de esta afamada artista que lleva más de dos décadas dedicadas a la moda sostenible y el reciclaje.
El último conferenciante será Ander Aldekoa, CEO de la marca Nabari. Aldekoa es el creador de polos inteligentes, ecológicos y felices. Además de explicarnos cómo funcionan estas singulares prendas de vestir, nos hablará de su experiencia como eco-emprendedor. Tal y como cuenta en una entrevista publicada en la web ‘Planeta Moda’, a pesar de las dificultades que se encontró como autónomo y emprendedor, en el camino también encontró la felicidad y ya no la ha vuelto a soltar.
Además de las actividades, Planeta Moda tendrá un espacio de showrrom propio dentro de la feria en el que participaran una docena de expositores dedicados al sector de la moda sostenible. Prendas de vestir para la mujer el hombre y los más pequeños de la casa, calzado, complementos y artesanía. Una oportunidad para conocer de cerca el tejido que se está formando en la comunidad vasca.

PROGRAMA COMPLETO DE ACTIVIDADES