Juan Magán: “Nuestra materia estrella es el algodón orgánico”

Juan Magan es una persona reservada, minimalista, para nada mediática, que lleva toda la vida diseñando y ofreciendo prendas sostenibles, aunque al principio ni se utilizara esta expresión. Le gustan las cosas sencillas, prácticas, nada extravagantes y así lo refleja en el diseño de sus prendas. Siempre ha fabricado las prendas en talleres locales de la provincia de Barcelona: es sensible a las necesidades de proveedores y clientes, y trabaja para mejorar el entorno de la eco-nomía local. 

Háblanos de Magan

Magan es una marca de moda sostenible fundada en Barcelona en 1982. En ese momento empecé a diseñar y fabricar prendas de punto de algodón cuando la mayoría en esa época eran de lana o acrílico. Siempre en talleres locales de la provincia de Barcelona. En Magan nos gusta definir nuestra visión de la moda como “Eco Minimal Fashion”; apostamos por producir de forma responsable con fibras naturales, especialmente el algodón orgánico, de calidad y de forma local, con procesos respetuosos con el medio ambiente y garantizando el trabajo digno para todas las personas que forman parte de nuestro equipo.

¿Qué tipo de productos textiles comercializáis?

Diseñamos, fabricamos y comercializamos prendas de punto para mujer, especialmente jerseys, chaquetas, vestidos y complementos como foulares, bufandas o cuellos… Utilizamos solo fibras naturales y nuestra materia estrella es el algodón orgánico, que complementamos con otras fibras según la temporada: lino y viscosas para verano, y lana y cashmere para invierno. Todo diseñado en Esparreguera y fabricado en Igualada, moda KM0, buscando el “zero waste” y la responsabilidad social. Vendemos a tiendas multimarca de toda España y Alemania y en breve abriremos tienda online para llegar directamente a esta mujer con filosofía slow.

¿Cómo definís vuestro estilo?

Magan tiene un estilo muy particular: piezas atemporales, minimalistas, sueltas, que dan libertad de movimiento, que no son de moda rabiosa, también prendas owersize y básicos para fondo de armario. Podemos definir el estilo Magan como casual wear, para la mujer minimalista, urbana, muy cosmopolita, con mucho colorido pero siempre en lisos, no hacemos estampados. Minimalismo puro en prendas diseñadas para que se puedan vestir varias temporadas.

¿Cómo veis el sector del textil sostenible en la actualidad?

Como Magan hay muchas otras pequeñas marcas picando piedra desde hace años y finalmente se observa un cambio de mentalidad. Muchas personas exigen ya el compromiso de las empresas para asegurar un futuro sostenible y esto es bueno para todos. Prueba de ello es que las grandes marcas también se vuelcan a lo sostenible. De hecho no hay alternativa para el futuro del planeta que no sea la filosofía slow en todos los ámbitos.

¿Hay cada vez más conciencia entre los consumidores?

Sí, evidentemente, y estamos satisfechos de que más consumidores empiecen a valorar las prendas sostenibles: es un gran paso para la mejora necesaria que hace falta en nuestra sociedad y  nuestro planeta. Creemos que no es una moda pasajera y la sociedad se vuelve más responsable y exigente con lo que compra, también en otros ámbitos, como la  alimentación, la higiene, etc.

¿Qué ha cambiado con la pandemia en lo que respecta a la forma de distribución del textil? ¿Más ventas online?

Sí, la pandemia ha cambiado los hábitos de consumo por fuerza mayor: se compra más online. Las marcas podemos llegar directamente al cliente final con más facilidad pero con el inconveniente de la distribución puerta a puerta, el exceso de envases, etc., que no hacen el proceso muy sostenible. Las tiendas multimarca de nuestro país están sufriendo mucho con las restricciones. Deseamos que se vuelva pronto a la total normalidad para seguir dando vida a nuestras calles y el pequeño comercio. Habrá que buscar un equilibrio entre los dos canales que sea beneficioso para tod@s.Sí, la pandemia ha cambiado los hábitos de consumo por fuerza mayor: se compra más online. Las marcas podemos llegar directamente al cliente final con más facilidad pero con el inconveniente de la distribución puerta a puerta, el exceso de envases, etc., que no hacen el proceso muy sostenible. Las tiendas multimarca de nuestro país están sufriendo mucho con las restricciones. Deseamos que se vuelva pronto a la total normalidad para seguir dando vida a nuestras calles y el pequeño comercio. Habrá que buscar un equilibrio entre los dos canales que sea beneficioso para tod@s.

¿Cómo imagináis Magan dentro de unos años?

Nuestro objetivo es llegar a todo este universo de personas con filosofía slow, personas que dan prioridad a la moda sostenible y el consumo responsable y que quieran así sentirse partícipes de mejorar nuestro entorno y nuestro planeta. Por tanto vemos a Magan como una marca que ayude a conseguir estos objetivos personales ofreciendo nuestros productos en una red más amplia de tiendas minoristas  en toda Europa así como en la venta online.

Marina López (presidenta de AMSE): “Las grandes marcas ya se han subido al carro de la sostenibilidad a través del marketing publicitario”

Marina López es CEO de Marina López Moda Sostenible y presidenta de AMSE desde el año 2017. Diseñadora upclycling desde siempre, cuando nació esta Asociación comentaba: “descubro que lo que hago se llama moda sostenible y decido pertenecer a la asociación que está dando sus primeros pasos. Siempre he creído en la lucha por los derechos humanos y en el cuidado de nuestro planeta, ya que es nuestra casa y no tenemos otra. La moda sostenible no es simplemente moda: es mucho más, es una forma de luchar por un sistema más justo a niveles humanos y medioambientales”. Y añadía: “Ser presidenta de AMSE me apasiona, ya que entran en juego todos estos valores y, sobre todo, podemos apoyar a pymes y autónomos en su dura carrera hacia la sostenibilidad”. Marina López estará en BioCultura ON presentando el trabajo que lleva a cabo AMSE.

¿Qué es AMSE?

AMSE es la Asociación de Moda Sostenible de España. Somos la asociación más grande y potente de nuestro país y un referente en Europa. Creemos que la unión hace la fuerza y hemos apostado fuertemente por ello todos estos años. Nacimos en el año 2015 y hasta el día de hoy hemos crecido exponencialmente: ya somos más de 130 marcas repartidas por toda la Península, Baleares y Canarias. Ocupamos gran parte del sector de moda sostenible de nuestro país y es un auténtico orgullo poder representar, apoyar y ayudar a todas la marcas asociadas. Desde 2019 pertenecemos a la confederación Moda España, somos socios honoríficos de ASIRTEX y formamos parte desde hace más de tres años del Foro de la Industria de la Moda en España.

¿Qué pretendéis con la revista?

Nuestra nueva revista es un paso más que damos como asociación, que nos refuerza y nos da la posibilidad de llegar a más público. Y por otro lado, dar más visibilidad aún a nuestras marcas asociadas. Es un logro que hemos conseguido gracias al esfuerzo en equipo de uno de nuestros grupos de trabajo. Estamos abiertos a colaboraciones de cualquiera que pueda aportar noticias e información y esperamos que cada edición tenga más difusión y colaboradores.

¿Nace en un momento de cambios?

Sí, estamos en un momento muy importante de muchos cambios y tenemos que aprovechar para reflexionar sobre el por qué nos está ocurriendo esto. Es una llamada de la naturaleza, un toque de atención para que se produzca un cambio real y factible. Debemos enfrentarnos a esta realidad, no mirar a otro lado y, sobre todo, estar más unidos que nunca.

¿Cómo la vais a distribuir?

Se podrá leer desde la plataforma Calameo y, por supuesto, en nuestra web: www.esmodasostenible.org, así como en nuestras redes sociales.

La portada de la nueva revista de AMSE

¿Cómo veis el mundo de la moda sostenible en este momento en España?

En auge, pero desigual. Tenemos que apostar por una moda sostenible integral, luchar para que vuelva gran parte de la producción a España, no solo por el medio ambiente y la huella de carbono, sino también por la cantidad de puestos de trabajo que generaría, volver a ser lo que fuimos antes de la externalización de las producciones textiles: es decir, un referente en Europa. Vemos también la poca unión que existe en nuestro sector y eso es algo crucial, importante e imprescindible, porque si no nos apoyamos los unos en los otros… los grandes lobbies de la moda continuarán haciendo y deshaciendo a su antojo como hasta ahora y eso es algo que no debemos permitir si queremos que las cosas cambien.

¿Qué le falta y qué le sobra al textil sostenible español?

Faltan apoyos institucionales, falta unión del sector, sobran egos, competencias sin sentido y engaños. Todas estas faltas y sobras tenemos que aprender a gestionarlas y eliminarlas. Estamos en un momento muy importante que va a dirigir nuestros pasos en un sentido u otro, y para ello tenemos que ser conscientes de dónde estamos y a dónde queremos ir. Desde AMSE siempre hemos estado abiertos a la unión de sector y pensamos que de ahí surge nuestro éxito.

¿Qué va a pasar en un futuro inmediato? ¿Las grandes marcas se van a  subir al carro como ya ocurre con la alimentación ecológica?

Las grandes marcas ya se han subido al carro de la sostenibilidad a través del marketing publicitario, hacen grandes campañas y utilizan la palabra sostenible sin que realmente haya un cambio visible. Este año, esta palabra ha sido especialmente explotada por parte de grandes marcas, asociaciones y empresas varias, aprovechando la coyuntura para engañar al consumidor. Este tipo de actuaciones nos hace daño, ya que tenemos que duplicar esfuerzos para que el mensaje que llegue al público sea veraz.  El 2021, teniendo en cuenta las ayudas europeas para la sostenibilidad de todos los sectores, será difícil. Dichas campañas engañosas llevan meses preparándose para aparentar este cambio social y medioambiental que finalmente no va a ser real sino meramente una fachada para cobrar ayudas. Mucho cuidado con eso.

EN BIOCULTURA ON

Sábado, 23 enero. 12 h.
PRESENTACIÓN DEL Nº 1 DE LA REVISTA AMSE. El “VESTIDO INFINITO” Y DEL PROYECTO COLABORATIVO ENTRE LOS ASOCIADOS DE AMSE

Juan Carlos Moreno. Responsable de Planeta Moda

Christophe Ploquin (La higuera de Grazalema): “El textil sostenible es un sector al alza pero aún falta mucha concienciación”

La Higuera de Grazalema nace al final del 2012/principios del 2013. De la iniciativa de un francés, Christophe Ploquin y de su madre, Conception Márquez, en el sur de España, en concreto en la provincia de Cádiz. Con el propósito de proponer una moda de “Créateur” (de creación, de autor) con filosofía y valores  Slow Fashion (sostenibilidad, ecología, ética, cercanía…). Hablamos con Christophe.

Christophe Ploquin (Tours, Francia), es el cocreador, codiseñador y director de La Higuera de Grazalema, una iniciativa de moda sostenible ubicada en la provincia de Cádiz. Formado en Bellas Artes, este francés intenta unir tradición (la lanas de Grazalema, por ejemplo) y el futuro y el presente (la moda slow) en este proyecto…

¿Qué tipo de productos textiles comercializáis?

Principalmente prendas de mujeres. Tops, vestidos, faldas, chaquetas, pantalones, abrigos… Tenemos dos colecciones al año. Una de lino, para primavera verano; y una de lana, para otoño invierno. Para la gama alta de invierno utilizamos lana merina de Grazalema (fabricado por Artesanía Textil de Grazalema) y también lana merina de Portugal… Lo producimos todo en talleres de cercanía de Andalucía.

¿Cómo veis el sector del textil ecológico en la actualidad en España?

Los vemos bien. En un sector en auge desde hace mucho tiempo y quizás va a crecer más con esta experiencia de la Covid19. Para la moda, ya empieza a tener importancia el consumo responsable pero todavía queda mucho recorrido por hacer. Hay que concienciar al gran público de la importancia de consumir de una manera responsable la ropa y los complementos.

¿Tenéis también distribución en tiendas físicas? ¿En cuáles?

Sí. Por ejemplo estas boutiques nos distribuyen:

En Cataluña:
ALLENDE LOS MARES.
Calle San Pere, 11 local 2.
08850  Gavà. Barcelona.

En Madrid:
SUELA SPAIN.
Calle Goya, 17.  Patio.
28001 Madrid.

LAS ARTESANAS
Calle de las Huertas, 23.
28014  Madrid.

¿Qué une a los diferentes diseñadores agrupados en torno a La Higuera de Grazalema?

Somos dos (madre e hijo). Pero Conception, por su pasión y dedicación, es la creadora de la mayoría de los diseños de la marca. Atemporalidad, amplitud, formas redondas, utilización de tejidos naturales…  son aspectos que caracterizan el estilo de Conception Márquez.

Conception Márquez, cocreadora de La Higuera de Grazalema

¿Qué ha cambiado con la pandemia en lo que respecta a la forma de distribución del textil? ¿Más ventas online?

Una gran caída del negocio… La no posibilidad de acudir a las ferias profesionales como Momad  y las de gran público como BioCultura, por ejemplo… En lo que respecta a la venta online, para nosotros la cosa ha cambiado poco.  Es verdad que nuestra web está un poco anticuada…

Silvia Merino (Creadoness): “Nuestro propósito es estimular la autoocupación y el desarrollo de proyectos en el mundo del textil sostenible”

Silvina Merino es una emprendedora social de la Patagonia argentina. Reside en Barcelona desde hace una década. De formación es periodista y gestora cultural. Hace 8 años trabaja en el tercer sector, proponiendo espacios socioculturales de empoderamiento para colectivos vulnerados. Es coordinadora de Creadoness, programa de empoderamiento y emprendimiento textil.

El equipo de Creadoness, en Villa Urania

¿Cómo nació Creadoness?

Un miércoles 8 de marzo de 2017, en el corazón del barrio de Gràcia de la ciudad de Barcelona, parimos un proyecto de perspectiva feminista, intercultural y de economía social y solidaria, que bautizamos Creadoness. Es una hija con forma de araña que va tejiendo redes por donde camina. Y en sus tres años de vida hiló una urdimbre que sostiene, potencia, empodera y forma a un grupo de mujeres migradas y refugiadas de la ciudad de Barcelona. Los nudos que sostienen la trama son las alianzas en el tercer sector para lograr los objetivos de generar nuevas oportunidades sociales y laborales a mujeres en situación de vulnerabilidad dentro del emprendimiento textil.

Háblame del nombre… ¿qué encierra?

Cuando escogimos el nombre, buscábamos que estuvieran incluidos los pilares que anclan el programa: Creatividad, Mujeres y Economía Social y Solidaria (ESS). Al gestar un proyecto innovador entendimos que le corresponde una palabra creada, porque diseñamos un modelo sin referentes, aunque no seamos primerizas. La célula madre que inició esta incubación estuvo relacionada a responder un par de preguntas: ¿Cómo ofrecer un espacio viable para superar las desigualdades de oportunidades que la cultura y el sistema generan? ¿Cuál es mi aporte, desde mi metro cuadrado de influencia, para construir un espacio plural, diverso en inclusivo? ¿Cómo puedo ser coherente con mis sentipensares y modo de actuar en el mundo? Responder estos cuestionamientos ideológicos no es tarea fácil, y materializarlos menos aún, y por ello su respuesta no es simple. En principio estuvo muy claro que, como feminista, mi lucha era trabajar por generar igualdad de oportunidades sobre todo con aquellas mujeres que sobrevivieron a situaciones de violencia de género o que se encuentran en situación de riesgo de exclusión, con especial atención a personas migradas y refugiadas, porque la interseccionalidad aquí, más que una categoría, es una soga que aprieta. Con la certeza de que la lucha se libra en las calles y en las aulas desde la educación popular, impartimos formaciones para que las personas que están en los márgenes pasen a ser el centro.

¿Podríamos decir que combináis diferentes tipos de acciones?

Convencidas de que el empoderamiento debe articular lo simbólico, lo corporal y lo económico, en Creadoness lo aplicamos como una trenza en que se combina trabajo personal, intelectual y manual; teniendo al arte y la creatividad como eje vertebral, ya que es el motor que nos impulsa a la transformación personal y social.

Habladnos de vuestra “arteterapia”

Durante siete meses estimulamos el potencial creativo a través del acompañamiento del arte terapéutico y el desarrollo de habilidades emprendedoras a través de la herramienta de Teatro de las Oprimidas. En Arteterapia trabajan en torno al concepto de mujer creadora: protagonista de su historia, tejedora de sus redes y constructora de su camino laboral. Con la herramienta del teatro se estimula el espíritu emprendedor, se trabaja la confianza, la comunicación no verbal y se ensayan nuevas posibilidades de ser y hacer. Al tiempo, en las formaciones las mujeres reciben las bases teóricas de emprendimiento textil: desde la idea de negocio, fiscalidad, marketing, inversión, costes y educación financiera. Nuestro propósito es estimular la autoocupación y el desarrollo proyectos emprendedores en el mundo textil.

¿Qué pasa tras la formación?

Las mujeres no sólo reciben formación y nivelación en costura.  Los talleres se entrelazan con arteterapia y meditación. Nacimos en el siglo XXI para hilvanar feminismos y sostenibilidad, y recuperar el oficio de la costura desde una perspectiva comunitaria y social. Una vez finalizadas las formaciones y alcanzando los estándares de calidad, se incorporan en la fase de producción para la marca asociada al programa, y así contribuir en la microeconomía comunitaria.

Ahora, habladnos de vuestra marca…

En el mes de septiembre, hemos definido la marca Creadoness Moda Sostenible y lanzamos la tienda online www.creadoness.com , como estrategia de resistencia y de readaptación a la crisis Covid19.  Allí ofrecemos los productos realizados por las mujeres durante el programa y las ganancias son para reinvertir en el proyecto y darle sustentabilidad y continuidad. Apostamos por la singularidad de cada objeto textil, como lo es cada mujer que lo elabora y quien lo compra. Los productos son piezas únicas. Trabajamos en series limitadas con patrones atemporales y funcionales, que huyen de las tendencias de usar y tirar, haciendo que los accesorios sean pequeños tesoros que puedan usarse con el paso del tiempo.

¿Cuáles son los materiales utilizados?

Trabajamos con materiales 100% de algodón, veganos; de nuestros materiales, el 30% es reciclado. De esta manera le damos una segunda vida a los tejidos. Utilizamos patronaje 0 waste: combinamos la elaboración de los patrones de las piezas de tal manera para que no se generen residuos textiles.,Las producciones de Creadoness son un entramado que combina diseño, calidad y compromiso social. 

Frédérique Conte (Atelier Spritz): “Mis clientes suelen ser personas sensibles al valor de una prenda hecha con conciencia”

Frédérique Conte es la diseñadora y creadora de la marca de moda sostenible Atelier Spritz, afincada en Barcelona. Especializada en serigrafía textil, navega entre arte y artesanía, yoga y moda, colaboraciones y enseñanza. ¡Y os está esperando para dar vida a sus estampados! 

Háblanos de Atelier Spritz, ¿qué historia humana se encuentra detrás de esta aventura de ecoemprendeduría?

Detrás de Atelier Spritz, hay una historia de amor con la artesanía y en particular con la técnica de la serigrafía textil, que descubrí hace unos 8 años en Barcelona, después de estudiar diseño de moda en Francia. Tuve la suerte de empezar la marca con la aparición de las plataformas de venta online que alcanzaban a un público internacional, y al mismo tiempo proveedores de tela orgánica cada vez más accesibles. ¡Y talleres de confección dispuestos a trabajar para pequeñas producciones! Para mí, son los factores que me permiten mantener la marca a tamaño humano, entre lo artesano y lo industrial, para proponer una moda sostenible a precios accesibles. Hoy en día, las prendas Atelier Spritz se reconocen por sus estampados llamativos y originales. Y en este camino creativo hubo muchas colaboraciones con artistas fantásticos, que ¡enriquecen las colecciones con sus propios imaginarios!

¿Qué tipo de productos textiles comercializáis?

Cuando empecé a hacer yoga de forma regular, me centré en la creación de leggings y ropa cómoda para esa práctica. ¡Pero también diseño modelos fáciles de llevar para toda la familia! En general, los cortes son sencillos, para dejar protagonismo a los estampados, y siempre con telas certificadas orgánicas. A veces también me gusta reusar telas antiguas de fibras naturales para darles una segunda vida, en particular para artículos para la casa como cojines o mantelería.

¿Cómo ves el sector del textil ecológico en la actualidad en España?

Creo que cada vez la gente tiene más conciencia sobre la importancia de la manera de consumir: por cuestiones ecológicas, de salud y del impacto socioeconómico. Gracias a ese apoyo del público, muchas marcas, proveedores y artesanos del sector textil ecológico consiguieron mantener una estabilidad y crecer a lo largo de esta década. Las restricciones que estamos viviendo ahora nos obligan también a centrarnos en las cosas esenciales. Y creo que la gente elige cada vez más la calidad sobre la cantidad. ¡Así que espero que la tendencia siga ese camino!

¿Quiénes son vuestros clientes? ¿Cómo distribuís vuestros productos?

Mis clientes suelen ser personas sensibles al valor de una prenda hecha con conciencia, y que buscan creaciones originales. Gracias a internet, mi público siempre fue muy internacional. Pero también tengo un público muy fiel en casa, a través de la proximidad que da la práctica del yoga y de los talleres de serigrafía textil que imparto en el taller del Poble Nou. Podéis encontrar la ropa Atelier Spritz online, en tiendas multimarcas, en ferias como BioCultura o en venta directa en el showroom de Barcelona.

¿Nos podéis hablar de vuestra tienda física?

Para ver las colecciones completas, los clientes me contactan directamente y pueden pasar por el showroom del Poble Nou. Así también ven el taller donde se imprime la tela y pueden darse cuenta del proceso de creación.

¿Habéis notado más compras online con la pandemia?

¡SÍ! Más compras online, pero también más personas que me contactan directamente porque me conocieron en las redes sociales o a través de amigos. Creo que con el confinamiento la gente se refugió en internet para consumir pero también para comunicarse, sabiendo que muchas veces hay una persona real detrás de la tecnología. Tal vez por fin la tecnología se usó para crear puentes en el mundo real, ¡y no para escapar a un mundo virtual sin consecuencias! Y al salir del confinamiento, me parece que hubo más interés por saber quÉ pasa alrededor. ¡Interesarse por los artesanos y productores locales también es una forma de viajar sin ir muy lejos!

¿Cuáles son vuestras joyas de la corona?

¡Ahora estoy desarrollando ropa de cama con los estampado más exitosos de Atelier Spritz y tiene muy buena acogida!  Y como el tamaño de la empresa lo permite, los hago por encargo así que los clientes pueden pedir los tamaños, estampados y colores personalizados. Es un artículo que gusta mucho porque los estampados lucen como nunca, ¡y es un regalo ideal ya que no tiene ni talla ni género!

¿Es Barcelona una buena ciudad desde la cual emprender en el textil sostenible? ¿Qué queda de aquella Catalunya textil que fue tan emblemática?

Barcelona es un lugar ideal para emprender en el sector de la moda sostenible porque el público tanto local como turístico es cada vez más consciente sobre este tema, y se encuentran muchos artesanos y proveedores muy activos en este sector. Podemos añorar la pérdida de la actividad, conocimientos e infraestructuras del pasado textil de Catalunya, pero creo que lo que se quedó es la capacidad de imaginar y emprender, que es muy fértil en Catalunya. Para bien o para mal, la situación socioeconómica del país es muy diferente ahora que en ese entonces dorado. Y tal vez para bien, muchas empresas quieren desarrollar nuevos modelos económicos más sostenibles. Creo que la sociedad catalana facilita ese cambio con entusiasmo, pero aún falta más compromiso político para fortalecer este cambio de paradigma. 

MÁS INFO
www.atelierspritz.com
hello@atelierspritz.com
www.instagram.com/atelier.spritz

Nuria Ballana (Bloi): “Es posible una moda sin pesticidas ni químicos tóxicos en los procesos de fabricación”

Bloi es una marca de moda sostenible y también una tienda física en Barcelona. Juan Carlos Moreno, responsable de Planeta Moda, repasa con Nuria Ballana, su creadora, cómo está el textil sostenible en Catalunya y en todo el estado español.

Nuria Ballana, fundadora de Bloi

Habladnos de Bloi: ¿cómo nació?

Bloi nació de mi trabajo como diseñadora. Trabajé diseñando colecciones para diferentes marcas,  y una de las empresas para la que trabajé fue Nagore, de zapatos ecológicos. La experiencia me encantó y descubrí nuevas formas de poder hacer y llevar moda. Por esta razón cuando me decidí a emprender y crear mi propia marca sabía que tenía que ser con los valores con los que me sintiera identificada: la ecología, fabricación ética y sostenibilidad.

¿Quién certifica vuestras prendas y con qué tejidos trabajáis?

Todas las prendas de Bloi están confeccionadas con tejidos ecológicos. El tejido que más usamos es el algodón orgánico y tiene el certificado GOTS. Este certificado es muy completo ya que no sólo te garantiza que todo el proceso de cultivo y procesos para fabricar los tejidos son ecológicos sino que también te garantiza que es ético, es decir, que se le ha pagado un precio justo a los agricultores y que la gente de las fábricas tienen condiciones laborales justas. También usamos tejidos de fibras recicladas ya que creemos que es muy importante poder crear una industria de Residuo Zero. Estos tejidos tienen el certificado Global Recycled Standards.

Prendas de Bloi

¿Por qué el textil ecológico? ¿Cómo veis el sector en la actualidad en España?

Creemos que es posible una moda diferente, una moda sin pesticidas ni químicos tóxicos en los procesos de fabricación. Todos estos químicos están enfermando no sólo a las personas que están en contacto directo con ellos en los campos o en las fabricas, sino también a los que usamos las prendas. Cada vez hay más personas que desarrollan alergias y enfermedades y todos los químicos a los que estamos expuestos tienen mucho que ver. De momento creemos que la moda ecológica dentro del sector de la moda en España está aún en sus inicios, y esperemos que poco a poco el sector apueste más por este camino.

¿Quiénes son vuestras clientas?

Las clientas de Bloi tienen en común un estilo de vida y valores como la ecología y la ética. Nuestro cliente quiere contribuir de alguna manera a construir un futuro mejor, sin necesidad de renunciar a su estilo de vida, sino apostando por nuevos tipos de empresas y productos.

Prendas de Bloi

¿Nos podéis hablar de vuestra tienda física?

Tenemos nuestra tienda física en Barcelona, en la calle Guitard 71, entre la estación de Sants y la Illa Diagonal. Nuestra tienda tiene la peculiaridad de que, además de poder venir a comprar nuestra ropa, también puedes ver el lugar donde se lleva a cabo todo el proceso de creación de las colecciones: diseños, patrones, muestrarios… Es una tienda/taller.

¿Tras la “plandemia” se compra más online?

En nuestro caso seguimos con el mismo número de ventas online: no hemos tenido un aumento de ventas por la pandemia. Lo que hemos notado es que el cliente cada vez visita más nuestra web y hace la selección de las prendas en casa, para luego ir a la tienda sabiendo lo que quiere probarse y comprar.

¿Cuáles son vuestras prendas más demandadas?

Cada temporada hay un top ventas distinto, depende mucho de los diseños. Pero este verano ha sido un mono de 100% algodón orgánico. Y este invierno está siendo el jersey de cuello vuelto de 100% fibras recicladas.

¿Es Barcelona una buena ciudad desde la cual emprender en el textil sostenible? ¿Qué queda de aquella Catalunya textil que fue tan emblemática?

Barcelona es una buena ciudad para emprender, es una lugar donde hay mucha sinergia de creadores y clientes dispuestos a probar productos nuevos. Siempre ha habido emprendedores; lo más difícil es hacerse un lugar en el mercado. La Catalunya textil ha quedado muy atrás, la mayor parte de fabricantes de tejidos han tenido que cerrar ya que la competencia con Asia o norte de África es casi imposible. Creemos que es muy importante reconstruir la industria en general, no podemos depender tanto de la producción de otros países. Se ha visto claramente, ahora con la pandemia, y no hemos podido autoabastecernos de productos básicos como mascarillas o guantes.

¿Cómo imaginas el futuro de Bloi en unos años?

Esperemos y deseamos que sea una marca más consolidada y que nuestro producto pueda llegar a más gente.

MÁS INFO
BLOI ECOLOGICAL FASHION
c/ Guitard 71
08014 Barcelona
931 730 918
www.bloi.es