Erik González: “Nuestros productos ilustran la cultura de México a través de sus patrones étnicos y colores vibrantes”

Juan Carlos Moreno entrevista a Erik González y Adriana Ares, fundadores de SieteFibras, una empresa pionera en el reciclaje textil en América, fabricante de mantas y sudaderas con bonitos estampados de estilo mexicano. La empresa estará en BioCultura BCN. Hablamos con Erik.

¿Por qué podemos decir que Siete Fibras es una empresa de textil sostenible?
Desde hace más de 40 años adquirimos con distintos fabricantes textiles el recorte y  pequeños trozos de tela sobrante, considerado como desperdicio. Ese desperdicio, para nosotros, es materia prima que se junta, clasifica y destruye para producir hilo. Creamos piezas textiles coloridas sin utilizar agua, tintes o procesos químicos en ninguna etapa de nuestra producción. Fabricamos productos nuevos a partir de fibras destinadas al vertedero.

LA IDEA
¿Cómo surgió la idea de recuperar la prenda y estampado tradicional de México?

Nuestros productos ilustran la cultura de México a través de sus patrones étnicos y colores vibrantes. Retomamos diseños y prendas desplazados por fibras sintéticas provenientes de Asia principalmente. Mantenemos el arte de trabajar el telar y terminar piezas de forma manual una a una, como se hacía hace muchos años en la industria textil…


 ¿Qué ofrecéis, más allá de lo ambiental, en lo estético?
Las fibras, una vez convertidas en hilo, son tejidas en patrones que permiten transpirabilidad, mayor calidez, comodidad y textura. El afelpado interno de nuestras sudaderas brinda mayor calidez y las mantas cuentan con tejido muy abierto, y por ello son muy suaves y resistentes.

DESPERTAR Y CONSCIENCIA
¿Cómo veis el sector del textil sostenible tras la pandemia?

En el aspecto de consumo textil la pandemia ha incrementado la conciencia sobre la preservación en general. El consumismo consciente… rescatar y reutilizar. Ese despertar consciente se ve reflejado hoy en la búsqueda de productos hechos con contenido reciclado a precios accesibles.

¿Y cómo veis, también, el sector “bio” en general? ¿Hacia dónde se dirige?
Si ya había un “boom” en este sector, durante la pandemia y ante la escasez de materia prima se vio un incremento considerable con el surgimiento de muchas empresas que cambiaron sus líneas de producción hacia el universo ecológico. Utilización de energías sostenibles, así como uso de productos reciclados, son, también, hoy, una realidad que llegó para quedarse. Y embalajes cada vez más sencillos y sostenibles.

LOS CLIENTES
¿Quién compra este tipo de mantas y sudaderas?

Nuestras mantas están presentes en un 90% de los salones de yoga en EE.UU. Amantes de los exteriores, la playa o montaña… son nuestros clientes. Indispensable en campings y adictos a la vida Van. Para decoración de interiores rurales, o el mejor regalo para tu mascota en cualquier época del año. Las sudaderas Baja o Ponchos resurgen como un disfraz para hippies y bohemios de la nueva era con sus propios enfoques. Prendas que nacen y viven por la cultura Surfer en las playas de Baja California. Universitarios y viajeros. Adictos al campo y la playa. Al ruido de la ciudad y la adrenalina del skate. Prenda indispensable para ir a ese festival de música, día de descanso en casa o simplemente porque siempre quisiste usar una…

¿Con qué nos vais a sorprender en BioCultura BCN?
Llevamos nuevo surtido en colores de mantas. Más tallas para todos los tamaños en sudaderas, precios de mayoreo y un producto que recién iniciaremos a comercializar en España: bolsas para playa o “Tote Bags” hechas con nuestra tela de fibras 100% recicladas. ¡Este año llevamos mezcal para los visitantes y alguna que otra sorpresa!
 

Glòria Figueres (Blaugab) “Pasamos 24 horas con nuestra ropa interior: por eso es tan importante”

Glòria Figueres es diseñadora gráfica nacida en l’Ametlla de Mar en 1984 y residente actualmente en Reus, donde regenta la tienda física y online de Blaugab, proyecto que creó junto a su marido, Joan. Creativa ya desde pequeña, siempre le ha gustado las manualidades, dibujar, pintar, la fotografía, la música… Es muy apasionada con su trabajo y con su familia, que va creciendo. Y es que Nora, de 18 meses, en breve tendrá un hermanito. Estará en BioCultura BCN.

¿Nos podéis explicar cómo nace Blaugab?
Blaugab nace cuando decidimos apostar por un estilo de vida más saludable. Empezamos fijándonos primero en la composición de los productos alimenticios y practicando un poco más de deporte. Y después empezamos a cuestionarnos las etiquetas de las prendas de ropa. Nos dimos cuenta de que detrás de los textiles hay todo un ecosistema que desconocemos y que afecta al planeta y a nuestra salud.

ROPA INTERIOR
¿Por qué la especialidad en ropa interior con algodón ecológico?
La ropa interior es la prenda de ropa que llevamos cada día y, como no se ve, a veces le damos poca importancia o al menos no la importancia que se merece. Olvidamos que pasa 24 horas del día pegada a nuestro cuerpo cubriendo las zonas más delicadas. Por eso es importante que nuestra ropa interior sea lo más sana y natural posible, para cuidar nuestra piel y así evitar infecciones, irritaciones, y, a la vez, para que nos sintamos cómodas y cómodos todo el día. El algodón orgánico es un buen aliado ya que está libre de pesticidas, químicos y tóxicos, y además cuida el medio ambiente. Las prendas que tenemos tienen certificado GOTS y Fairtrade, que garantiza que son también de comercio justo.

-¿Además de la ropa interior que otro tipo de ropa tenéis?
Tenemos prendas que básicamente cubren la primera capa de nuestra piel, para que esté bien cuidada. Por ejemplo pijamas y calcetines de algodón orgánico para todas las edades. También encontraréis ropa deportiva, complementos como gorros o bufandas y también un poco de ropa casual.

LOS TEJIDOS
-¿Qué otros tejidos llevan vuestras prendas y porqué esos en particular?
La gran mayoría de nuestras prendas son de algodón orgánico certificado. En gran parte son  del 100% de algodón orgánico, y otras mezcladas con un 5% o 8% de elastán. Y por otro lado tenemos las que son de 100% lana merino o de 70% lana merino con 30% de seda, que son utilizadas en las prendas deportivas. La lana y la seda le dan a la ropa unas prestaciones muy interesantes. Como por ejemplo: retardan mucho la aparición de los malos olores como el sudor (no hace falta lavar la prenda después de cada uso), regulan muy bien el calor corporal (funcionan como térmicas), protegen de los rayos ultravioleta, repelen el agua, etc. Cabe destacar que la lana proviene de agricultura ecológica donde las ovejas están bien tratadas y cuidadas, sin mulesing, y todo certificado con el IVN NaturTextil. Somos muy exigentes en evitar todo lo que sea plásticos (acrílicos, poliésters, poliamidas…), así como otros textiles que usan tóxicos en su elaboración, como el bambú.

¿Hacia dónde va el sector del textil sostenible?
Creemos que hay como tres tendencias. Una sería la que hace referencia al upcycling. La otra, a la investigación de los nuevos tejidos; y la tercera, la que busca lo más natural y puro posible.

PLANETA MODA
-¿Qué te parece el trabajo que realizan plataformas como Planeta Moda?
Estamos muy agradecidos en formar parte del listado de Planeta Moda. Es una plataforma que, a parte de todas las acciones que realizan para visibilizar la moda sostenible, da voz y promoción a pequeñas y no tan pequeñas empresas, nos sirve para hacer piña entre nosotros, y en la unión está la fuerza.

-¿Qué cambios ha comportado en el mundo de la moda todo lo relacionado con la pandemia?
Antes de la pandemia, se veía una evolución creciente de todo lo relacionado con lo ecológico y sostenible, ya no solo en moda, sino en todos los otros sectores. Ahora, la pandemia ha sido un mazazo para todos y, aunque el sector sostenible quizás ha sufrido menos, le obligará a reinventarse. La gente está cambiando el chip y ya no ven el precio como la única opción… El mercantilismo de los últimos tiempos… está dejando paso a lo “auténtico”.
 
-¿Creéis que hace más daño que bien el greenwashing que utilizan las marcas convencionales y por qué?
El greenwashing es una respuesta de las grandes marcas a los cambios de hábito de compra del consumidor. Lo importante es este cambio. Y poco a poco se irá imponiendo. De aquí la importancia de hacer pedagogía y que el usuario tenga las herramientas para saber cuestionarse la transparencia de las campañas de marketing.

EL FUTURO
-¿Cómo imaginas Blaugab dentro de 10 años?
-Me imagino Blaugab más consolidado, con una oferta en ropa sostenible más amplia, dando cobijo a nuevas marcas, hasta incluso con alguna de propia. Con la misma ilusión con la que empezamos, que es la misma que la de ahora, o incluso más. Sin perder la esencia del trato cercano que tenemos con nuestros clientes. Y, al fin y al cabo, sintiéndonos orgullosos y plenos con nuestro proyecto, que en realidad, es nuestra forma de vivir.

MÁS INFO
www.blaugab.com
info@blaugab.com
T. 625 720 632
C/Vilaplana del Camp, 5
43203-Reus.

https://www.instagram.com/blaugab_moda_sana/
https://www.facebook.com/Blaugab
https://twitter.com/blaugabModaSana

Aarón Moncho: “Loobo es una marca de ropa sostenible para hombre que nace de la ilusión de Andrea y mía”

Juan Carlos Moreno entrevista a Aarón Moncho, cocreador, junto a su compañera, Andrea, de Organic Loobo. Una firma de textil sostenible, especializada en ropa de varón, que tiene a los animales, y al lobo en particular, como leit motiv de todo su trabajo.

¿Qué es y cómo decidisteis crear Organic Loobo?

Loobo es una marca de ropa sostenible para hombre que nace de la ilusión de dos personas, Aarón y Andrea, pareja de diseñadores concienciados con el medio ambiente y los animales. Aarón es diseñador textil y Andrea es diseñadora gráfica y web: juntos han desarrollado la marca desde cero con mucho cariño y esfuerzo.

¿Por qué os representa el lobo?

El lobo es un animal autóctono que se encarga del equilibrio de muchas otras especies de animales y fauna. Creemos que es un animal que impone respeto y nos identificamos con él porque también es nuestro deber mantener el equilibrio, en el caso de la moda sostenible, apostando por productos que sean respetuosos con el entorno y las personas.

¿Qué dirías de vuestras prendas desde un punto de vista estético?

Siempre hemos pensado en hacer productos que sean atemporales y al mismo tiempo con una estética elegante. En el caso de los polos y las camisas queríamos que partiera de un patrón ajustado que realce la postura y el torso del hombre con acabados de calidad y pequeños detalles que uno va descubriendo cuando tiene la prenda en sus manos. En el caso de las nuevas camisetas de manga corta hemos optado por un patrón más holgado para ofrecer más libertad de movimiento y un poco más de variedad en cuanto a los productos.

¿Y desde un punto de vista funcional/ergonómico (y medioambiental y/o social)?

Como marca de ropa sostenible hemos intentado adaptar todos los recursos posibles para que nuestras prendas cumplan unos requisitos estrictos. Al estar fabricadas con algodón orgánico, intentamos asegurarnos de que las plantaciones están exentas de químicos potencialmente nocivos para nuestra salud y la de los campesinos que cultivan la materia mediante los certificados (aunque estos no siempre cumplen lo que certifican y debemos estar al tanto). Por otro lado, el aprovechamiento de los recursos hídricos en la forma de cultivo en los campos. Nuestras prendas son 100% biodegradables: esto significa que como última instancia, en el caso de que se entierre, se descompone totalmente con el paso del tiempo. Al no estar mezcladas con otros materiales, una vez llegada la vida útil del producto, a parte de que se pueden reutilizar, es fácilmente aprovechable para desarrollar algodón regenerado/recuperado.

¿Qué tipo de hombre compra los productos de Organic Loobo?

Loobo es para todos los hombres amantes de la naturaleza y los animales. Nuestro cliente habitual está en sintonía con los valores de sostenibilidad y ecología. Es consciente de que se está generando un cambio real en la sociedad y apuesta por productos de proximidad de fabricación y diseño exclusivo.

¿Nos podéis hablar de vuestras certificaciones?

Nosotros diseñamos las prendas y externalizamos casi toda la producción. Visitamos las instalaciones de las empresas que fabrican el tejido y confeccionan las prendas para ver en qué condiciones trabajan los empleados y verificar que cumplen con las normativas de trabajo. Antes de empezar a trabajar con ellas, tenemos una reunión (normalmente presencial) donde pedimos todas las certificaciones que tienen. Si pasan el filtro, trabajamos con ellas. En el caso de talleres pequeños, no exigimos la certificación, ya que sólo manipulan el tejido y no modifican su estructura.

¿Cómo veis el textil sostenible en la actualidad en España?

Muy buena pregunta. Para contestarla haría falta una entrada de blog entera. Por suerte acabamos de publicar un artículo de opinión personal sobre la moda sostenible en España. Podéis echar un vistazo en: https://organicloobo.com/sostenibilidad/

¿Vais a ir, o tenéis ya previsto, incrementar otros formatos (pantalones, camisetas, ropa interior)?

Aprovechamos esta entrevista para desvelar los nuevos productos que hemos sacado al mercado justo esta semana. Las camisetas de algodón orgánico básicas y slow acaban de salir y no podemos estar más contentos. Buscábamos sacar un producto más básico pero sin perder ese toque de diseño. En esta ocasión, hemos optado por camisetas diseñadas en España y fabricadas en Portugal. Creemos que hacer uso del sector tan potente que ofrece nuestro país vecino es una buena oportunidad, aunque no sea nuestro modus operandi de normal.

¿Por qué slow?

Porque nos sentimos identificados con el movimiento Slow Fashion, formamos parte de él, y trabajamos día a día para que llegue a mucha más gente.

¿Cómo imaginas Organic Loobo dentro de 10 años?

Nos vemos con un buen equipo de personas, sacando producciones de tiradas cortas, ediciones limitadas y productos exclusivos, sin perder el norte ni la esencia de nuestra filosofía, la sostenibilidad. Creemos que seremos firmes en nuestra propuesta inicial y estaremos mucho más presentes en ferias, eventos y sobre todo en la mente del consumidor.

Lapona, la primera empresa de alquiler de ropa de bebé por suscripción

Los bebés crecen tan rápido que apenas tienen tiempo de ponerse mucha de su ropa más de tres o cuatro veces: en cuestión de dos semanas un trajecito prácticamente nuevo se le queda pequeño sin haber podido amortizar su coste (que no siempre es equivalente al tamaño de la prenda). Para ayudar a las familias en la gestión del vestuario de sus hijos de hasta 2 años, llega Lapona, la primera empresa española sostenible de alquiler y reutilización de ropa infantil mediante suscripción, que permite ahorrar hasta un 30% al año en el presupuesto destinado a vestir a los más pequeños de la casa, renovando su armario cada mes con looks atractivos de primera calidad y evitando la acumulación de ropa de bebé.

La emprendedora al frente de esta innovadora propuesta de economía circular nacida justo al inicio de la pandemia es la española Patricia González Melgar, aragonesa de nacimiento. Inspirada en su propio bebé, y también con el deseo de contribuir a frenar el deterioro del planeta, decidió poner en marcha Lapona. En poco más de un año, la compañía ha conseguido implantar su modelo de negocio en toda España (excepto Canarias, Ceuta y Melilla) y en Portugal.

El sistema es sencillo: el cliente formaliza una suscripción en una de las tres modalidades previstas: mensual (39 euros), trimestral (195 euros) o anual (350 euros), sin compromiso de permanencia, de manera que puede darse de baja cuando lo desee. A través de un formulario, describe sus gustos y el estilo de ropa que desea para su bebé, y cada mes recibe en su domicilio un pack con diez prendas que se van adaptando a la evolución del tallaje, devolviendo las que ya ha utilizado. Lapona se encarga tanto de la entrega y retirada de la ropa como de su posterior limpieza y desinfección mediante un proceso totalmente ecológico (sin fosfatos y con detergentes hipoalergénicos), así como, si fuera necesario, de reparar cualquier posible desperfecto.

La compañía reutiliza para futuros envíos las propias cajas donde realiza las entregas, haciendo de su propia gestión un ejemplo de economía circular. En cuanto a las prendas, están confeccionadas por una decena de marcas españolas y portuguesas con proyectos originales y atractivos, de acuerdo con las últimas tendencias en colores y estilos, con algodones orgánicos y materiales naturales de primera calidad.

“El contenido de cada caja que enviamos a nuestros clientes es exclusivo y personalizado, y está valorado en cerca de 300 euros. Es decir, el precio de una sola pieza equivale a una suscripción anual de Lapona, por lo que nuestra propuesta representa un ahorro económico importante para las familias, que puede alcanzar el 30% en el caso de la anual”, apunta Patricia González Melgar, CEO y fundadora de la compañía.

Más allá de los beneficios para la economía familiar, la fórmula de Lapona también persigue la reducción del uso de materias primas, de la huella de carbono de los procesos de fabricación y distribución de moda infantil, y de la generación de residuos, en este caso en forma de ropa. Creemos que es posible avanzar hacia un modelo de consumo más consciente, más sostenible y responsable con el medio ambiente, sin por ello tener que renunciar a la moda ni a la calidad, subraya la creadora de Lapona.

Faltan 23 días para Biocultura Barcelona, la feria ecológica más esperada

Ya está abierta la venta de entradas anticipadas y la programación de actividades para BioCultura, la feria de productos ecológicos y consumo responsable que llega a Barcelona del 8 al 11 de julio al Palau Sant Jordi. Con todas las novedades del sector ecológico. Y con la noticia de que el  consumo per cápita en todo el territorio nacional se sitúa en 68,91€. Por su parte Catalunya continúa liderando en consumo y se constata que el 60% de catalanes ha consumido alguna vez alimentos ecológicos certificados, un 47% consume al menos una vez al mes y un 33% con frecuencia semanal.

Con ese trasfondo, vuelve BioCultura a la palestra para demostrar que el universo “bio” no es una moda y que va a seguir creciendo, y mucho, en los próximos años. En esta 27 edición, participarán 250 expositores, se prevé una asistencia de 24.000 personas y hay organizadas más de 400 actividades, físicas y virtuales, relacionadas con el sector ecológico: alimentación, cosmética, moda sostenible, eco-estilo de vida… Muestras, talleres, cocina en directo y actividades para los más pequeños en el marco de MamaTerra son algunas de las propuestas que hacen de BioCultura un acontecimiento lúdico, consciente e informativo sobre el consumo ecológico y respetuoso con el medio ambiente.

ENTRADAS ANTICIPADAS
Las entradas anticipadas ya están a la venta. Las puedes adquirir en la web de Biocultura. Este año, por el tema de las restricciones sanitarias a consecuencia de la pandemia, se recomienda la compra anticipada de entradas para asegurarse la plaza. Por tanto te recomendamos que te hagas con la tuya con notable anticipación, ya que puede ser que te quedes sin entrada por la restricción de aforos.

¿TE LO VAS A PERDER?
Si quieres empezar a programar tu visita te invitamos a consultar el programa de actividades .
Y para que no te pierdas entre toda la oferta de la feria te avanzamos una lista de los 10 “must” más interesantes.

HORARIOS ESPECIALES ESTE AÑO
Hay dos tramos horarios: de 10 a 15h. y de 16 a 20h (zona exterior EcoFoodTrucks hasta las 21h, excepto domingo hasta las 20h)
El precio de la entrada general es de 4€. Esta entrada da derecho a visitar la Feria en la franja solicitada y participar de todas las actividades presenciales que se celebran en la feria. También da derecho a poder ver todas las actividades que se desarrollarán en formato online.

PARA DISFRUTAR DE LAS ACTIVIDADES ÚNICAMENTE ONLINE
Si quieres seguir disfrutando de las actividades de la feria desde casa, o si por algún motivo no puedes venir presencialmente, te invitamos gratuitamente a nuestras actividades online. Solo debes entrar en nuestra web y registrarte, se te facilitará un código con el que tendrás acceso a cerca de 100 actividades online

El 63% de los consumidores quiere que su ropa tenga una nueva vida

Con motivo del Día Mundial del Reciclaje, la firma Zalando ha querido recordar la importancia de contribuir a crear una industria más sostenible y respetuosa con el medio ambiente. En esta línea, la compañía ha elaborado el informe “It Takes Two: Cómo la industria y los consumidores pueden cerrar la brecha actitud-comportamiento en lo relativo a la sostenibilidad en la moda” entre cuyas conclusiones se señala que el 63% de los consumidores cree que es importante que su ropa tenga una nueva vida en lugar de que esta acabe en el vertedero.

Conscientes de que el futuro de la moda se centrará en la circularidad, lo que incluye varios temas como el reciclaje, la reutilización, la reventa, la reparación y los alquileres, Zalando ha empezado a ofrecer a sus clientes la categoría de segunda mano. Esta categoría, según los responsables de la firma, “va dirigida tanto a personas que quieren comprar como a aquellos que quieren intercambiar sus artículos de segunda mano por crédito en la plataforma. Tras intercambiar sus prendas, los clientes pueden escoger entre recibir una tarjeta de regalo de Zalando por el valor correspondiente o ayudar a uno de nuestros socios donando su importe a Cruz Roja o WeForest”.

TOMAR DECISIONES
Con la publicación del estudio, Zalando tiene el objetivo “de investigar la brecha entre la actitud y la disposición del consumidor frente a la moda sostenible y su comportamiento a la hora de tomar decisiones de compra. El documento incluye tanto resultados sobre los hábitos de consumo así como una serie de recomendaciones para abordar la situación”, según el estudio.

PROPUESTAS
En referencia a los resultados, se ha identificado que, aunque muchos consumidores se esfuerzan por transformar sus prioridades de sostenibilidad en decisiones de compra, esto no siempre se refleja en sus hechos. Respecto a las recomendaciones, Zalando ha presentado “una serie de propuestas para reducir esta diferencia de manera colaborativa entre la industria y el consumidor y ha señalado tres prioridades clave que deben ponerse en marcha cuanto antes”:
1. En primer lugar, el sector de la moda debe ganarse la confianza mediante una comunicación simple y convincente
2. En segundo lugar, motivar los cambios en el comportamiento
3. Por último, en tercer lugar, debe aumentar la circularidad de la moda, así como ofrecer soluciones para cerrar el círculo. 
 

EL FUTURO
Además de las recomendaciones para el sector de la moda, el informe contiene “sugerencias que pueden ayudar a los consumidores a incorporar la sostenibilidad en sus decisiones de moda. En el informe se pronostica que los consumidores se centrarán más en la circularidad durante la próxima década, lo que incluye varios temas como el reciclaje, la reutilización, la reventa, la reparación y los alquileres”.

CIRCULARIDAD
Para contribuir a la circularidad, la compañía se ha marcado un ambicioso objetivo que pretende “alcanzar un 25% de volumen bruto de mercancía (GMV) proveniente de productos más sostenibles para 2023. Asimismo, la plataforma de moda ha dado el primer paso al implementar una de las recomendaciones del informe: ‘Hablar un idioma de sostenibilidad que todo el mundo entienda’». La recomendación se basa en el hallazgo de que uno de cada dos consumidores no entiende qué significa la sostenibilidad en un contexto de moda. Mediante una nueva experiencia en la plataforma, los clientes ahora pueden navegar según los valores que les importan, pudiendo filtrar por artículos de moda que respondan a: La conservación del agua, el bienestar de los trabajadores, la reutilización de materiales, el bienestar animal, la reducción de emisiones y la ampliación de la vida de los artículos de moda.

Publicado en El Ecomensajero Digital