«He dado la mano a cada costurera que trabaja para nosotros»

Entrevista a Lutz Schewenke, fundador de Two Thirds.

Two Thirds es una marca de moda sostenible española que sin embargo solo tiene el 4% de su clientela en nuestro país. De la misma manera, nació diseñando solo ropa para hombre y ahora el 95% de la facturación proviene de la moda femenina. Contradicciones que fueron apareciendo en el camino y a las que Lutz Schwenke, fundador de la marca, se supo adaptar para crecer. Hablamos con él.

El nombre Two Thirds hace referencia a que 2/3 de agua cubren el planeta por qué quisisteis hacer esa alusión?
Los orígenes de la marca están relacionados al mundo acuático del surf. Siempre he visto la sostenibilidad como un tema muy amplio, muy poco
tangible. La idea de crear una marca que mostrase pasión por el mar y el océano y de ahí nuestro interés en cuidarlo me gustó porque es algo muy concreto. Además, tengo un vínculo muy especial con el agua. Hago surf desde los 12 años, he vivido en Hawai y es una parte muy importante de mi vida.

La marca, además, está claramente enfocada a los amantes del océano como tú.
Según me fui haciendo mayor me di cuenta de que faltaba algo en el mercado que se dedicase a los apasionados del surf que ya no quieren llevar la camiseta con la ola gigante, o colores super llamativos, sino que prefieren algo más minimalista. Una interpretación del mundo surf de alguna manera más adulta. Aunque desde el inicio, por filosofía, tuve claro el hacerlo enecológico mi público eran los surferos. Pero con el tiempo nos dimos cuenta que mucha gente nos compraba por ser sostenibles.

Es decir que casi sin querer vuestro público objetivo ha cambiado.
Sí. Nosotros comenzamos haciendo solo moda para hombres ligados, como decíamos, a la cultura del surf y con el tiempo introducimos moda de  mujer, que ahora es prácticamente el 95% de nuestra facturación, el target ha cambiado totalmente. Ahora el perfil de nuestra cliente son mujeres entre 30 y 35 años que se preocupan por comer ecológico, por cuidarse y que tienen el poder adquisitivo suficiente para poder hacerlo.

¿En qué momento decidisteis comenzar a hacer ropa femenina?
Decidimos centrarnos en el público masculino porque la oferta era mucho menor. Más adelante comenzamos a estudiar el mundo femenino y nos  dimos cuenta de que había mucha oferta para mujer, pero no había nada que a nivel de estética nos convenciera. No había nada en nuestro estilo. Y  fue cuando lanzamos línea femenina, pronto entendimos que es más fácil vender a mujeres. Suelen consumir más, están más activas en redes sociales, cambian más de ropa…

Y la experiencia os ha llevado a que finalmente son vuestras principales clientes.
Sí, eso se refleja sobre todo en las ventas, pero también en la actividad en las redes sociales. Al no vender en tiendas físicas las redes son  fundamentales para llegar a nuestros clientes.

 

Este fragmento forma parte de un artículo más extenso donde desglosamos las tiendas de moda sostenible en la ciudad de Barcelona y publicado en el número 75 de la revista ‘The Ecologist’. Puedes conseguirla en kioskos o bajo pedido en la siguiente dirección: hola@planetamoda.org

Nuevo The Ecologist: moda y cosmética en masculino

Ya está aquí el tercer monográfico de The Ecologist dedicado a la moda sostenible y la cosmética ecológica. En esta ocasión nos hemos centrado en la moda y cosmética para el hombre, ya que la oferta es mucho menor y difícil de encontrar. La sesión de fotos de este número está por tanto enfocada en propuestas de moda masculina. Tanto ropa como complementos hechos por diseñadores que apuestan por la sostenibilidad.
En este ejemplar de The Ecologist, también hablamos de certificación textil y cosmética. Así como del proyecto Ecofibra.es que desarrollamos desde la Asociación Vida Sana para poner en valor las fibras producidas en España.

SUMARIO

  • Cambios
  • Avance imparable de la cosmética econatural
  • Certificación textil. ¿En qué consiste?
  • Colores para cambiar el mundo
  • Revolución animal en la moda
  • Las apps en el sector de la moda
  • Ecofibra.es El valor de las fibras producidas en España
  • Entrevista con Lutz Schwenke, fundador de Two Thirds
  • Sesión de fotos. Pasen y vean
  • De compras… sin perder la cabeza
  • Cosmética orgánica masculina
  • Crecimiento de la cosmética ecológica
  • Que no te den gato por liebre
  • La certificación de cosméticos naturales

Encarga tu revista enviando un email a: hola@planetamoda.org

Oriol Rodríguez está detrás de la marca de moda sostenible para hombre 'Sense Nu'

Moda sostenible para hombre en BioCultura Madrid

Oriol Rodríguez es el diseñador que está detrás de la marca de moda sostenible para hombre ‘Sense Nu’. En el número 67 de The Ecologist escribió un artículo de opinión en el que exponía las dificultades que se encuentran los diseñadores al querer emprender su propio proyecto y además hacerlo en sostenible. A continuación podéis leer el texto; si queréis conocer a Oriol y su trabajo, lo encontraréis en BioCultura Madrid donde tendrá stand propio y participará en la charla del sábado por la mañana en Planeta Moda,  junto a otros compañeros del sector, para presentar el proyecto ‘Eco Fashion Truck’.

De la misma manera que sucede con las marcas de moda convencional respecto al modelo de empresa, a su envergadura y a su funcionamiento para su existencia, las sostenibles sufren los mismos conflictos y dificultades que éstas. España tiene un sistema que imposibilita a las marcas a ser pequeñas, y ello les obliga a ser mínimamente grandes para poder funcionar (muchas marcas y diseñadores no tienen ninguna facilidad en desarrollarse, y esto excluye del sistema a muchas iniciativas posibles). Luego, le podemos añadir las múltiples dificultades específicas de hacerlo sostenible, que de nuevo vuelve a excluir a la mayoría de modelo de negocio en los que se basa la moda sostenible.

Oriol Rodríguez está detrás de la marca de moda sostenible para hombre 'Sense Nu'
Oriol Rodríguez está detrás de la marca de moda sostenible para hombre ‘Sense Nu’

La devaluación del valor del trabajo y de los productos hace incompatible el fundamento de la sostenibilidad en una actualidad sumamente competitiva.
Este nuevo sector se enfrenta por la situación económica a no tener un nicho mínimamente amplio para poder desarrollarse con más comodidad. Las grandes complicaciones en encontrar materiales, dónde y cómo producir (tejido industrial no adaptado) se quedan pequeñas respecto a las enormes dificultades que supone su comercialización y venta, con unos costes reales que no logran ser sostenibles para poder integrarse y mantenerse en el mercado. Todo ello lleva a una disminución enorme del consumidor potencial de clase media y a la desaparición de la mayoría de tiendas multimarca convencionales. A que una mayoría de tiendas especializadas en moda sostenible nazcan con muchas dificultades. No pueden comprar su producto a las marcas y nos trasladan un riesgo de inversión en esta incertidumbre económica en la que nos encontramos. Estas y más circunstancias, condicionan negativamente a muchas marcas a nacer, mantenerse y poder avanzar.
Por otra parte, aunque cada vez hay un público más consciente, al final este potencial queda reducido solo a aquellos que se lo pueden permitir y al que es inquieto a la hora de buscar nuevas alternativas.
Tenemos un producto equiparable en precio a un producto medio alto, pero con una oferta mucho menor. Y si queremos hacerlo mínimamente rentable y de calidad, el producto pasa a ser de precio de lujo, pero con las limitaciones de materiales, de acabados y de no poder comercializar y comunicarlo fácilmente. Las pocas marcas convencionales que nacen ahora son grandes, tienen precios competitivos y lo hacen abriendo sus propios puntos de venta con tiendas físicas, complementadas por su respectiva tienda online, una estructura a todas luces inalcanzable actualmente para las marcas sostenibles, que nos tenemos que conformar con solo nuestra propia tienda online.
La moda sostenible ha intentado en solitario integrarse en el mercado. Pero es, desde dentro en sí de la moda convencional, desde donde tiene que incorporarse (tiendas, eventos, comunicación,..) si realmente se quiere transformar la moda en algo con futuro.

Por: Oriol Rodríguez

Sobre Sense Nu: Moda para el hombre vanguardista y consciente. Damos el valor a nuestras prendas con diseño, calidad y confort. Favorecer a establecer hábitos ecológicos y respetuosos con las personas y el medio ambiente en todos los aspectos posibles. Con procedimientos  sostenibles, producción local y  hecho íntegramente con materiales ecológicos y biodegradables. www.sensenu.com