Ecolã participa en BioCultura Sevilla

Moda sostenible en BioCultura Sevilla

La feria BioCultura de Sevilla está al caer y en la Asociación Vida Sana ya tiene todo preparado para celebrar una nueva edición del encuentro referente en nuestro país en cultura ecológica y sostenible. La cita es del 22 al 24 de marzo en el FIBES de Sevilla, donde se reunirán más de 200 expositores dedicados a la alimentación, la cosmética, el turismo y la artesanía con un objetivo en común: fomentar el consumo de productos respetuosos con el planeta y reivindicar las relaciones de solidaridad, sostenibilidad y respeto entre productores, consumidores y medio ambiente.

En cuanto a la presencia de la moda sostenible, en BioCultura  podremos visitar ocho stands ocupados por este tipo de empresas. Además, se realizarán cuatro actividades paralelas que girarán alrededor de la producción ética de nuestras prendas de vestir (que os detallaremos en un próximo post). Estas son las empresas textiles que podremos conocer durante BioCultura Sevilla:

ARTESAVE
Stand 315 – https://www.artesave.pt/
Para estos artesanos portugueses, el desecho textil es el principio de un nuevo ciclo para fibras de lana y algodón. Sus prendas están fabricadas únicamente con fibras recicladas, siendo la sostenibilidad su principal motivación.  El proceso de los hilos reciclados se inicia con la recogida de los “desechos” generados en la industria textil, que son cuidadosamente separados por color y pasan por un proceso de recuperación de las fibras sin utilización de productos químicos. Después, un grupo de creativos y artesanos crean los diseños a medida de las fibras recicladas y las tejen de nuevo.

ECOALKESAN
Stand 312 – https://www.ecoalkesan.com
Esta empresa española de calzado 100% vegano y ecológico son un ejemplo de producción sostenible en su sector. A través de la utilización de tecnología puntera, minimizan el impacto de fabricación de sus productos, así como la cantidad de desechos que producen. Su leimotiv es que todos podemos cambiar el mundo si tomamos las pequeñas decisiones cotidianas de forma correcta.

BLAUGAP
Stand 301 – https://www.blaugap.com
Blaugap propone una forma más sana de consumir moda para nosotros y para el medio ambiente. Esta ienda online de ropa orgánica y de comercio justo, pone especial interés en fabricar prendas libres de productos químicos. Producen ropa interior, deportiva e infantil, especialmente indicada para personas con problemas de dermatitis, sensibilidad y alergias y para todos aquellos que quieran eliminar los productos contaminantes de sus compras. Cuentan con certificados GOTS, Fairtrade y PeTA.

ECOLÃ
Stand 306 – https://www.ecolaportugal.com/
La historia de Ecolã se remonta a tres generaciones de pastores y artesanos. Esta empresa está situada en la Serra da Estrela, en Portugal, y produce artesanía textil certificada 100% de lana de oveja, en color natural sin tintes. Ellos controlan todo el proceso: desde el cuidado de sus ovejas (de raza autóctona “bordaleira”) hasta la comercialización de sus prendas. Utilizan además una técnica propia de la región llamada burel, que vuelve la lana más resistente e impermeable.

MARTIN NATUR ECOFASHION
Stand 318https://martin-natur.es/
En Martin Natur fabrican zapatos de piel tratada mediante procesos respetuosos con el medio ambiente, utilizando la técnica de curtido vegetal. Su calzado está fabricado en España, cuentan con plantillas intercambiables y un ancho especial que proporciona mayor libertad y comodidad.
También tienen ropa fabricada con algodón orgánico con certificado GOTS.

MISTURA ESMALTE
Stand 300
Piezas de diseño propio acabadas en esmalte

OINAK
Stand 320 – https://aitorbastarrika.com/
Oinak es una colección de calcetines de lana y algodón orgánico teñidos con tintes naturales y ecológicos. Cuentan con Certificación GOTS, que garantiza que tanto sus materias primas como su proceso de producción y coloración (uno de los pasos más contaminantes en la industria textil masificada) son respetuosos con el medio ambiente.

ZACATUA
Stand 308 – http://www.zacatua.com/
Zacatúa es una pequeña empresa familiar que cose prendas en algodón y cáñamo con certificado ecológico. Están especializados en prendas infantiles que destacan por sus diseños divertidos y llenos de color. También encontraremos prendas de mujer.

 

Colores para cambiar el mundo

Azul, rojo, negro, todos los colores con los que nos vestimos provienen de tintados químicos, que contaminan las aguas del planeta. Los pigmentos naturales no pueden abastecer las demandas del mercado, ni garantizar la calidad necesaria. Pero, ¡atención!, porque no todo está perdido. En Girona, Manel Subirats ha encontrado la fórmula mágica que puede cambiar el mundo. Nos lo explica acompañado de Santi Mallorquí, otro de los grandes pioneros en la investigación del color orgánico.

En la tienda de Organic Cotton Colours no hace falta ambientador -se huele a limpio-, ni tampoco el interiorismo habitual para atraer al cliente. Todo lo que nos rodea invita a oler y a tocar. Santi Mallorquí disfruta introduciendo a los visitantes en el mundo de las sensaciones. Pero hoy, además, nos ha citado para hablarnos de un proyecto que puede, ni más ni menos, cambiar el mundo.

-Siempre te he visto muy optimista, pero ahora lo estás más que nunca…
-¡Sí! Desde que empezamos, hace 25 años, el mundo de la moda se ha hecho mucho más consciente de la necesidad de ser sostenible. Pero ahora está a punto de llegar una auténtica revolución, que puede implicar incluso a las grandes multinacionales del sector.

El fundador de Orgànic Cotton, Ángel Sánchez, fue pionero en introducir en España una variedad de algodón de tonalidad verde, marrón y crudo que cultivaban las tribus andinas. Años después, Santi Mallorquí dio un paso más y desarrolló su  propio cultivo en Brasil, con 150 pequeños agricultores independientes. “Nuestro algodón procedente de Brasil tiene todas las garantías. El cultivo es biodinámico, con semillas libres de transgénicos, sin irrigación de agua, trabajado con tracción animal.  Nos está yendo muy bien, pero el mundo quiere y necesita más color que el que le da la  tierra,  y ahora tenemos la posibilidad de conseguirlo sin contaminarla”.

Santi nos invita a pasar a la trastienda, y nos presenta a Manel Subirats que extiende sobre la mesa muestrarios con todo tipo de tonalidades de colores que llevan la firma “Greendyes” (teñido natural). Los colores pastel de las bobinas de
algodón contrastan con los que muestra sonriente Manel Subirats. El rosa “baby” es uno de los más caros, y el negro, hecho con cenizas de Brasil, uno de los más baratos.

 

-Me imagino que, si el proceso es tan simple, los costes serán más baratos…
-M. Subirats: Sí, el proceso es más corto y mucho más barato. El tintado se hace en frío y se completa en tan solo diez minutos, mientras los naturales pueden durar días.
-S. Mallorquí: Por eso, el descubrimiento de Manel ya tiene muchas solicitudes. Las grandes marcas de la moda comienzan a ser sensibles a la demanda de sostenibilidad del mercado pero, sobre todo, con GreenDyes ven la posibilidad de abaratar costes. Tenemos ya como clientes a Inditex, Calvin Klein, Tommy Hilfiger…

 

Por: Peté Soler

Este fragmento forma parte de un artículo más extenso donde desglosamos las tiendas de moda sostenible en la ciudad de Barcelona y publicado en el número 75 de la revista ‘The Ecologist’. Puedes conseguirla en kioskos o bajo pedido en la siguiente dirección: hola@planetamoda.org

Slowers y el placer de caminar despacio

Entrevistamos a María Ripollés, creadora de Slowers. Una marca de zapatos ‘veganos, ecológicos y bonitos’. Nos cuenta que está a punto de sacar su nueva línea de calzado tras el éxito alcanzado en una campaña de crowfunding.

Maria y Ringo blanco
María Ripollés y su fiel compañero canino Ringo, creadores de ‘Slowers’.

¿Cómo nació Slowers?

Slowers nació con la idea de crear zapatos para caminar a otro ritmo, como un recordatorio de que podemos caminar un poco más despacio por la vida y saborear más cada momento. Yo vengo del campo del medio ambiente así que desde el primer momento supe que quería incorporar esta faceta a los zapatos, por ese motivo busqué un tipo de calzado que fuera sostenible, que respetara al medio ambiente. También tenía claro que iba a fabricar en España, pues para mí es importante conocer de primera mano quién fabrica nuestros zapatos y asegurar que se respeta a todas las personas que participan en el proceso. Sin embargo, el tema vegano aún no estaba presente en mi vida y no formó parte del plan inicial.

¿Por qué decidiste crear calzado vegano?

Nuestros zapatos ya eran veganos, en ningún momento llegamos a usar piel u otro tejido de origen animal, pero fue a través de una feria en Alemania cuando empecé a tomar consciencia sobre este tema. Entonces me di cuenta de la especial relevancia que cobra el veganismo en el calzado, donde la piel es el tejido predominante con diferencia.

En paralelo, mi evolución a nivel personal me ha ido acercando a la vida vegana. Siempre me ha dolido el maltrato animal pero desde que Ringo (socio en Slowers y fiel compañero canino) entró en mi vida he tomado consciencia real de los abusos que sufren los animales por parte de los humanos. Así que decidimos que Slowers no iba a apoyar de ninguna forma la crueldad hacia los animales, Slowers iba a ser una marca 100% vegana.

¿Cuáles son las dificultades con las que te has encontrado para sacar adelante este proyecto?

En nuestro caso esto ha supuesto un gran reto. Habitualmente las alternativas veganas a la piel (para calzado de invierno) son polipieles y otros derivados del petróleo que nosotros no estamos dispuestos a usar por no ser orgánicos ni sostenibles. Así que aquí ha empezado una gran aventura que nos está llevando a descubrir nuevos tejidos que cumplan todos nuestros requisitos para asegurar que cuando caminas con Slowers estás respetando al planeta y también a todos los seres que en él habitamos.

¿Qué materiales utilizáis en substitución de las pieles y las polipieles?

Hasta ahora sólo hemos tenido colección de verano, así que hemos trabajado con tejidos de algodón orgánico certificado y lino. Para el próximo invierno nos estrenamos con materiales de invierno hechos con fibra de coco y algodón encerado con proteína de soja.

Slowers ss2016 moon and stars detalle trasero

¿Cómo descubres esos ‘otros’ materiales que puedes emplear? ¿Hay investigación en este ámbito? ¿Sigues el ejemplo de diseñadores de otros países?

Es una continua búsqueda a través de ferias, prensa especializada, grupos que apoyan la moda ética y ecológica, etc. Lo principal es tener la idea de cuál sería tu material ideal porque en el caso del calzado hay muchos materiales con los que a primera vista piensas que podrás trabajar pero que luego no sirven por una cuestión de desgaste y durabilidad. Igual que somos muchos los diseñadores que estamos trabajando para hacer la moda más sostenible, también hay muchas personas y grupos de investigación que trabajan con la innovación de materiales. A veces lo difícil es unirse para trabajar conjuntamente.

¿Cómo es el proceso de elaboración de vuestros zapatos?

En primer lugar desarrollamos el diseño y vemos con qué tejidos quedaría bien, digamos que esta sería la parte externa, la que se ve.

Luego viene el proceso que se ve menos pero se aprecia a nivel de comodidad, que es la selección de la horma adecuada y todos los detalles más técnicos para que el zapato sea funcional y cumpla que nuestras especificaciones.

En diciembre de 2015 lanzasteis una campaña de crowfunding para lanzar vuestra nueva línea de calzado ¿Cómo fue el proceso?

Muy bien, conseguimos la financiación necesaria para lanzar la colección y lo principal es que recibimos apoyo de personas de todo el mundo. La verdad es que es muy gratificante ver que todo el esfuerzo que hay detrás de cada nuevo modelo de zapato tiene una recompensa y que hay personas que están deseando encontrar zapatos como Slowers.

¿Crees que este será el modelo que tendrán que seguir los nuevos creadores como tú o la empresa de la moda dará un cambio hacia lo sostenible?

Yo considero que no hay un modelo único a seguir, que cada creador o empresa es diferente y que cada momento dentro de la evolución de la empresa también lo es. Por eso no hay fórmulas mágicas y es un continuo prueba-error-corregir-seguir adelante. A nosotros en este momento no sólo nos interesaba la financiación sino testar el nuevo producto para ver si nos lanzábamos por esa línea. El crowdfunding nos dio ese empujón necesario para acabar de creer en nuestro nuevo modelo.

Solamente tenéis tienda online ¿Os planteáis abrir una tienda física?

No en este momento, sería un sueño ver una tienda Slowers en un futuro cercano, pero no entra en nuestros planes para este año. Aún nos queda mucho trabajo para llegar ahí.

Slowers ss2016 detalle mostaza

¿Cuál es el perfil de vuestros clientes?

Tenemos dos perfiles dferentes. Por una parte las personas que están buscando zapatos ecológicos y veganos, que tienen unas normas de consumo muy definidas y que buscan zapatos como los nuestros. Por otra parte, personas sensibles con el medio ambiente que no son tan estrictas con sus hábitos de consumo pero que se identifican con nuestra marca, con la filosofía slow y nuestra forma de hacer las cosas, personas que se sienten parte de nuestro proyecto y nos apoyan.

¿Desde 2012 has notado un mayor interés entre los consumidores por cómo ha sido elaborada la ropa y el calzado que visten?

No especialmente, quizás hay más interés por parte de prensa y esto llevará a incrementar la conciencia e interés de la gente. Sí he visto un interés creciente respecto al veganismo, tanto a nivel de prensa como de consumidores.

¿Embarcarte en este proyecto supuso un cambio a nivel personal?

Completamente, o quizás lo correcto sería decir que mi cambio a nivel personal me llevó a querer crear un proyecto coherente con mis valores y mi estilo de vida. Las dos cosas han ido unidas en mi caso.

Por: Tamara Novoa

 

El sector del téxtil orgánico gana presencia en BioCultura Barcelona

Se aproxima BioCultura Barcelona y viene cargada de novedades en el sector de la moda sostenible. La feria de productos ecológicos y consumo responsable más importante de España se celebrará entre el 5 y el 8 de mayo en el Palau Sant Jordi y  Planeta Moda estará presente. Más de 30 expositores dedicados al textil ecológico participarán en el espacio de exposición, una cifra que bate récords. Son cada vez más los diseñadores, productores y distribuidores que apuestan por una moda ecológica, respetuosa y justa. En BioCultura conoceremos de primera mano las tendencias y novedades en las que está trabajando el sector.

FM5A0751
Un total de 33 expositores dedicados a la moda sostenible participarán en la 23ª edición de BioCultura Barcelona.

Planeta Moda contará con la participación y apoyo de la Asociación de Moda Sostenible de Barcelona que además tendrá stand propio dentro de la feria, en el que se expondrán diferentes marcas con las que colabora la asociación.

La feria es un gran escaparate para estos eco-emprendedores que pueden mostrar sus creaciones ante un público concienciado sobre la necesidad de ser respetuosos con el medio ambiente y de cuidar de su cuerpo. Consumidores que comenzaron haciendo cambios en sus hábitos alimenticios y que ahora se plantean nuevos aspectos relacionados con los productos de estética que consumen o con las prendas de vestir que añaden a sus armarios.

Durante BioCultura, y de forma paralela a la exposición, habrá un extenso programa de actividades organizado en colaboración con Moda en Positivo. Talleres, conferencias y debates que se celebrarán durante los cuatro días de feria y que irán enfocados visibilizar proyectos sostenibles ya en funcionamiento y en darnos ideas para vestir de una forma responsable sin dejar de ser estilosa. Una de las actividades estrella será la proyección del documental ‘Fashion Victims’, producido por Salvados y el posterior debate en el que intervendrán diseñadores y personajes reconocidos del sector de la moda.

Consulta el programa de actividades: AQUÍ

Y el listado con los expositores que participan en BioCultura: AQUÍ