“He dado la mano a cada costurera que trabaja para nosotros”

Entrevista a Lutz Schewenke, fundador de Two Thirds.

Two Thirds es una marca de moda sostenible española que sin embargo solo tiene el 4% de su clientela en nuestro país. De la misma manera, nació diseñando solo ropa para hombre y ahora el 95% de la facturación proviene de la moda femenina. Contradicciones que fueron apareciendo en el camino y a las que Lutz Schwenke, fundador de la marca, se supo adaptar para crecer. Hablamos con él.

El nombre Two Thirds hace referencia a que 2/3 de agua cubren el planeta por qué quisisteis hacer esa alusión?
Los orígenes de la marca están relacionados al mundo acuático del surf. Siempre he visto la sostenibilidad como un tema muy amplio, muy poco
tangible. La idea de crear una marca que mostrase pasión por el mar y el océano y de ahí nuestro interés en cuidarlo me gustó porque es algo muy concreto. Además, tengo un vínculo muy especial con el agua. Hago surf desde los 12 años, he vivido en Hawai y es una parte muy importante de mi vida.

La marca, además, está claramente enfocada a los amantes del océano como tú.
Según me fui haciendo mayor me di cuenta de que faltaba algo en el mercado que se dedicase a los apasionados del surf que ya no quieren llevar la camiseta con la ola gigante, o colores super llamativos, sino que prefieren algo más minimalista. Una interpretación del mundo surf de alguna manera más adulta. Aunque desde el inicio, por filosofía, tuve claro el hacerlo enecológico mi público eran los surferos. Pero con el tiempo nos dimos cuenta que mucha gente nos compraba por ser sostenibles.

Es decir que casi sin querer vuestro público objetivo ha cambiado.
Sí. Nosotros comenzamos haciendo solo moda para hombres ligados, como decíamos, a la cultura del surf y con el tiempo introducimos moda de  mujer, que ahora es prácticamente el 95% de nuestra facturación, el target ha cambiado totalmente. Ahora el perfil de nuestra cliente son mujeres entre 30 y 35 años que se preocupan por comer ecológico, por cuidarse y que tienen el poder adquisitivo suficiente para poder hacerlo.

¿En qué momento decidisteis comenzar a hacer ropa femenina?
Decidimos centrarnos en el público masculino porque la oferta era mucho menor. Más adelante comenzamos a estudiar el mundo femenino y nos  dimos cuenta de que había mucha oferta para mujer, pero no había nada que a nivel de estética nos convenciera. No había nada en nuestro estilo. Y  fue cuando lanzamos línea femenina, pronto entendimos que es más fácil vender a mujeres. Suelen consumir más, están más activas en redes sociales, cambian más de ropa…

Y la experiencia os ha llevado a que finalmente son vuestras principales clientes.
Sí, eso se refleja sobre todo en las ventas, pero también en la actividad en las redes sociales. Al no vender en tiendas físicas las redes son  fundamentales para llegar a nuestros clientes.

 

Este fragmento forma parte de un artículo más extenso donde desglosamos las tiendas de moda sostenible en la ciudad de Barcelona y publicado en el número 75 de la revista ‘The Ecologist’. Puedes conseguirla en kioskos o bajo pedido en la siguiente dirección: hola@planetamoda.org

Calzado en Biocultura Barcelona

Calzado sostenible en Biocultura BCN 2019

Del 9 al 12 de mayo abrirá sus puertas la 26ª edición de la feria Biocultura Barcelona, la mayor muestra española de productos ecológicos y consumo responsable. En Biocultura Barcelona podremos encontrar stands y actividades de alimentación, cosmética, limpieza, artesanía, música, turismo y así hasta 700 entidades que exhibirán sus propuestas durante tres días.

Por supuesto, el textil y la moda también tendrán su espacio durante la feria. En total, 39  mostradores de empresas que quieren vestirnos de forma sostenible. Tendremos la oportunidad de conocer a artesanos, descubrir nuevos materiales ecológicos y llevarnos a casa prendas bonitas, pero sobre todo, respetuosas con el medio ambiente y los humanos que los fabrican.

El otro día repasamos en esta web los stands de complementos y hoy queremos hablaros sobre las marcas de calzado.

BIOWORLD VEGAN
Stand 539www.bioveganos.com
Bioworld son la tercera generación de una familia de artesanos dal calzado hecho en nuestro país que desde 2016 apuestan por la producción vegana de sus zapatos. Las microfibras que utilizan son ligeras, transpirables y sus plantillas están fabricadas de un material ideado por ellos mismos que combina corcho, látex y yute.

ECOALKESAN
Stand 531www.ecoalkesan.com
Esta empresa española de calzado 100% vegano y ecológico son un ejemplo de producción sostenible en su sector. A través de la utilización de tecnología puntera, minimizan el impacto de fabricación de sus productos, así como la cantidad de desechos que producen. Su leimotiv es que todos podemos cambiar el mundo si tomamos las pequeñas decisiones cotidianas de forma correcta.

MARTIN NATUR
Stand 506www.martin-natur.es
En Martin Natur fabrican zapatos de piel tratada mediante procesos respetuosos con el medio ambiente, utilizando la técnica de curtido vegetal. Su calzado está fabricado en España, cuentan con plantillas intercambiables y un ancho especial que proporciona mayor libertad y comodidad.
También tienen ropa fabricada con algodón orgánico con certificado GOTS.

PINREL
Stand 536www.pinrel.net
Los artesanos de Pinrel cuidan el proceso completo de elaboración de sus productos. En su taller diseño realizan el patronaje, seleccionan las pieles, cortan y cosen cada pieza y producen manualmente las suelas. Su calzado tiene lo mejor de la estética tradicional reinterpretada con una óptica cosmopolita.

SIN COMENTARIOS
Stand 525
Zapatos artesanales de piel

ZAPATARI
Stand 514
Botines y sandalias en cuero producidos de manera artesanal con coloridos diseños tradicionales.

Planeta Moda - Biocultura Barcelona 2019

Complementos éticos en Biocultura Barcelona 2019

La feria Biocultura Barcelona 2019 está a la vuelta de la esquina. Del 9 al 12 de mayo, en el Palau Sant Jordi, más de 400 expositores relacionados con el consumo ecológico, ético y responsable se darán cita en la mayor feria de España especializada en visibilizar a las empresas que promueven un cambio en nuestra forma de producir y comprar.

Empezamos el recorrido por los stands de moda que encontraremos en la feria recopilando aquellos centrados en el diseño de complementos: bolsos, bisutería, sombreros y gafas de sol son algunas de las cosas que encontrareis en las mesas de estas empresas.

ARTBOTON
Stand 529 www.artboton.com
En Artboton, Fabiola, una artesana argentina afincada en Cubelles, elabora principalmente botones y perchas para patchwork, así como algunos productos de bisutería vintage.

BENETTI BARCELONA
Stand 517 – www.benettibarcelona.com
En Benetti podréis encontrar bolsos, mochilas y riñoneras. Sus compromiso es ofrecer durabilidad y sus productos están confeccionados en sarga de algodón 100%, un tejido apropiado para resistir el paso del tiempo y que además es respetuoso con el medio ambiente.

CORKLAND
Stand 507 – www.corkland.es
Corkland es una marca catalana que fabrica principalmentee bolsos y carteras, pero también joyas, calzado y otros complementos. Su rasgo distintivo lo pone la materia prima que utilizan: el corcho, obtenido de forma sostenible cada tres años de alcornoques portugueses. Corkland nace con la idea de contribuir a un mundo más verde, ofreciendo producytos artesanos, de calidad y 100% ecológicos.

HUGANA
Stand 528
Más de 12 años de experiencia avalan el amplio abanico de complementos de Hugana. Fabrican sombreros, gorras, turbantes, viseras, borsalino, panamas, pamelas, gorras niños, sombreros de paja, y joyas con materiales naturales.

INNBAMBOO
Stand 520www.innbamboo.it
Esta firma italiana está especializada en la confección de fulares a partir de un material muy especial, la fibra de bambú. El hilo obtenido de la fibra de bambú sigue un proceso similar al del lino y el cáñamo, fibras vegetales con las que comparte algunas características, pero se distingue por sus propiedades antibacterianas, higroscópicas e hipoalergénicas que lo hacen particularmente único y adecuado para pieles sensibles.<

MONONA
Stand 521 – www.mononacomplementos.com
Vero, la argentina afincada en Barcelona responsable de Monona, produce a mano cada una de las piezas de su colección. Su marca está basada en la filosofía Km. 0, pues todos sus bolsos, mochilas y monederos están hechos en Barcelona con materiales de primera calidad , “uno a uno con mucha dedicación y mimo en todas las fases de la producción, desde la elección de las telas  hasta el envío final.”

NARDAYA
Stand 513 – www.nardaya.es
Desde Nardaya aseguran que sus diseños están hechos para ver, pero sobre todo, para ser visto. En su taller del País Vasco fabrica gafas de madera de haya, cerezo o nogal navarro, fusionando las nuevas tecnologías con las tradicionales técnicas de carpintería para crear un producto único.

 

Aún nos quedan muchos stands de Biocultura Barcelona 2019 por enseñaros. ¡Permaneced atentos a próximas entradas!

Moda vegana

Revolución animal en la moda

El auge del animalismo y la creciente conciencia sobre el respeto a los animales está llevando a la industria de la moda por derroteros inimaginables hace una década. Hoy los sustitutos de la piel y las pieles con bienestar animal son cada vez más reclamadas.

La moda está incorporando nuevos materiales a su oferta habitual. Más allá de los tejidos acrílicos, sintéticos y de cultivos convencionales, aún a amplia mayoría, se van incluyendo los de procedencia orgánica (algodón, lino, cáñamo, bambú, etc.), los sustitutos de la piel y las pieles que espetan a los animales sin tratarlos como meras mercancías de consumo.

Debido al auge del veganismo y del vegetarianismo, actualmente llaman mucho la atención los sustitutos de materiales de origen animal ya que las firmas de ropa aptas para este tipo de consumidores deben de respetar los derechos de los animales en toda su cadena de valor (del principio al fin de la fabricación de la prenda) y ningún material, tinte o  componente químico (sobretodo de síntesis) puede provenir de ellos. “Hablamos de lana, cuero, pelo o plumas de origen no animal”, explica Ángels Biosca, directora de The Slowear Project, plataforma de divulgación sobre moda sostenible, educación y consumo responsable, para todos ellos ya hay opciones diversas desde la Fauxidermia (recrear el pelo o las plumas con productos sintéticos y/o resinas) al cada vez más popular algodón orgánico (libre de herbicidas, insecticidas, etc.) que a menudo sustituye la lana en especial si es de alto gramaje pues se obtiene ropa de más abrigo para los rigores invernales. “Existen otros materiales naturales como el Tencel”, añade Melanie Trocoli cofundadora del portal de moda vegana Veganized: “Es una fibra de madera de bosques certificados con el sello FSC
donde la producción es controlada. Su calidad es genial para blusas, vestidos o pantalones, su tacto es como el de la seda. Y no sólo puede sustituir a ésta, también al poliéster, una fibra artificial derivada de petróleo, la más utilizada en la moda convencional después del algodón”.

 

Por:Por: Brenda Chávez. Periodista y autora de “Tu consumo puede cambiar el mundo”

 

Este fragmento forma parte de un artículo más extenso donde desglosamos las tiendas de moda sostenible en la ciudad de Barcelona y publicado en el número 75 de la revista ‘The Ecologist’. Puedes conseguirla en kioskos o bajo pedido en la siguiente dirección: hola@planetamoda.org

Certificación textil, ¿en qué consiste?

Cuando hablamos de productos textiles naturales, sostenibles, ecológicos, etc. manejamos muchos conceptos distintos: hay normas para la producción de textiles que se refieren a la producción textil ecológica, es decir, la que utiliza, en un % variable según establezca la norma, fibras vegetales o animales con certificado ecológico. Hay otras que establecen distintos criterios medioambientales y/o sociales aunque no necesariamente requiriendo el uso de fibras ecológicas.

El ámbito de cada norma, es decir los aspectos que revisan y su nivel de exigencia, es distinto. Hay algunas que se ocupan principalmente de los aspectos medioambientales de la manufactura textil; otras, de las normas sociales (condiciones de trabajo, derechos de los trabajadores), y alguna se centra en verificar la trazabilidad de las fibras utilizadas (solamente verifican que si se dice que se ha utilizado algodón ecológico para la fabricación de un tejido, éste es efectivamente ecológico). Las normas textiles integrales establecen también cómo debe ser la fabricación de los textiles: qué procesos se permiten y cuáles no, qué tintes se pueden usar, las sustancias químicas utilizadas como aditivos o auxiliares, la gestión de los residuos, el gasto energético y de otros recursos naturales, incluso qué material para cremalleras y otros accesorios se puede usar.

Sea cual sea la norma que siga una producción textil natural, debe cumplir con los criterios de dicha norma y solicitar la certificación de una certificadora que esté autorizada para trabajar con esa norma. Una certificadora es una entidad que, estando capacitada para ello, revisa y evalúa si una empresa ha hecho una producción determinada según una cierta norma. Es decir: una empresa produce algo, dice que quiere producirlo según lo establece una norma determinada, y cuando lo haya producido puede usar en la etiqueta del producto unos sellos o unas indicaciones que digan que cumple con esa norma. Para que los productos se puedan etiquetar haciendo uso de los sellos y/o nombres que indican que
cumplen con cierta Norma, hay una entidad externa, la certificadora, que les revisa lo que hacen y que dice si está todo bien y pueden vender productos haciendo alusión a la Norma.

 

Por: Nuria Alonso Villalón, The Organic Standard

 

Este fragmento forma parte de un artículo más extenso donde desglosamos las tiendas de moda sostenible en la ciudad de Barcelona y publicado en el número 75 de la revista ‘The Ecologist’. Puedes conseguirla en kioskos o bajo pedido en la siguiente dirección: hola@planetamoda.org

Colores para cambiar el mundo

Azul, rojo, negro, todos los colores con los que nos vestimos provienen de tintados químicos, que contaminan las aguas del planeta. Los pigmentos naturales no pueden abastecer las demandas del mercado, ni garantizar la calidad necesaria. Pero, ¡atención!, porque no todo está perdido. En Girona, Manel Subirats ha encontrado la fórmula mágica que puede cambiar el mundo. Nos lo explica acompañado de Santi Mallorquí, otro de los grandes pioneros en la investigación del color orgánico.

En la tienda de Organic Cotton Colours no hace falta ambientador -se huele a limpio-, ni tampoco el interiorismo habitual para atraer al cliente. Todo lo que nos rodea invita a oler y a tocar. Santi Mallorquí disfruta introduciendo a los visitantes en el mundo de las sensaciones. Pero hoy, además, nos ha citado para hablarnos de un proyecto que puede, ni más ni menos, cambiar el mundo.

-Siempre te he visto muy optimista, pero ahora lo estás más que nunca…
-¡Sí! Desde que empezamos, hace 25 años, el mundo de la moda se ha hecho mucho más consciente de la necesidad de ser sostenible. Pero ahora está a punto de llegar una auténtica revolución, que puede implicar incluso a las grandes multinacionales del sector.

El fundador de Orgànic Cotton, Ángel Sánchez, fue pionero en introducir en España una variedad de algodón de tonalidad verde, marrón y crudo que cultivaban las tribus andinas. Años después, Santi Mallorquí dio un paso más y desarrolló su  propio cultivo en Brasil, con 150 pequeños agricultores independientes. “Nuestro algodón procedente de Brasil tiene todas las garantías. El cultivo es biodinámico, con semillas libres de transgénicos, sin irrigación de agua, trabajado con tracción animal.  Nos está yendo muy bien, pero el mundo quiere y necesita más color que el que le da la  tierra,  y ahora tenemos la posibilidad de conseguirlo sin contaminarla”.

Santi nos invita a pasar a la trastienda, y nos presenta a Manel Subirats que extiende sobre la mesa muestrarios con todo tipo de tonalidades de colores que llevan la firma “Greendyes” (teñido natural). Los colores pastel de las bobinas de
algodón contrastan con los que muestra sonriente Manel Subirats. El rosa “baby” es uno de los más caros, y el negro, hecho con cenizas de Brasil, uno de los más baratos.

 

-Me imagino que, si el proceso es tan simple, los costes serán más baratos…
-M. Subirats: Sí, el proceso es más corto y mucho más barato. El tintado se hace en frío y se completa en tan solo diez minutos, mientras los naturales pueden durar días.
-S. Mallorquí: Por eso, el descubrimiento de Manel ya tiene muchas solicitudes. Las grandes marcas de la moda comienzan a ser sensibles a la demanda de sostenibilidad del mercado pero, sobre todo, con GreenDyes ven la posibilidad de abaratar costes. Tenemos ya como clientes a Inditex, Calvin Klein, Tommy Hilfiger…

 

Por: Peté Soler

Este fragmento forma parte de un artículo más extenso donde desglosamos las tiendas de moda sostenible en la ciudad de Barcelona y publicado en el número 75 de la revista ‘The Ecologist’. Puedes conseguirla en kioskos o bajo pedido en la siguiente dirección: hola@planetamoda.org