Mikel Feijoo, SKFK, “Ser 100% sostenibles significaría dejar de producir. Nuestro objetivo es reducir al mínimo el impacto negativo”

SKFK es uno de los mejores ejemplos de cómo una marca de moda convencional se puede convertir en sostenible. Ahora, son pioneros en temas de sostenibilidad y su caballo de batalla es reducir al mínimo las emisiones de carbono. Hablamos con Mikel Feijoo, responsable de la marca.

¿Cómo nació SKFK?

Yo vivía en Londres y compraba ropa de segunda mano para vender en el País Vasco y pagarme los viajes. Con el tiempo monté una tienda, traía cosas que aquí no había y nos fue bien. Después montamos una línea de camisetas y fuimos a los festivales a venderlas. Así fue cómo nació la marca.

¿No venías del mundo de la moda?

No, yo hice Geografía e Historia. Allá por el 91 empecé a traer ropa y en el año 96 saqué mi propia línea de camisetas, tres años después lancé una línea de moda completa. Era un estilo streetwear y encontró su hueco. Pero es una marca que ha ido evolucionando en estos 20 años de una manera notable. Después de 40 colecciones, para visibilizar esa evolución hemos hecho un cambio de nombre de Skunkfunk a SKFK. Queremos poner el foco en todas las acciones que estamos haciendo en términos de sostenibilidad.

¿Cuáles son esas acciones?

Creo que hemos sido ejemplo de transformación de una empresa de moda convencional a sostenible. Ahora queremos mostrar que también es posible como organizaciones empresariales y como individuos minimizar y compensar las emisiones de carbono.

¿Cómo lo estáis haciendo?

El primer paso fue saber cuáles eran nuestras emisiones de carbono, nos llevó 6 meses medirlas. Ahora tenemos una pauta para reducirlas en cada campaña. Medimos desde el transporte al trabajo, el transporte de mercancías, consumos energéticos de los 1.000 metros cuadrados que manejamos de superficie comercial, almacenes y línea de fabricación. Queremos conseguir reducir estas emisiones. Ya lo hicimos el año pasado y visibilizamos esa reducción en las prendas. Mediante una App puedes ver la cantidad de emisiones por prenda y la comparación con lo que hubiera supuesto hacerla de manera convencional. Queremos visibilizar que el consumidor tiene un poder que es el de elegir. Cada euro que gastamos está construyendo un mundo u otro.

¿Es responsabilidad de todos caminar hacia un mundo más sostenible?

Como empresario estoy un poco cansado de que todo el tiempo se ponga el dedo en el ojo a las empresas, cuando las empresas en realidad hacemos lo que el consumidor demanda. Si hay comida basura es porque hay gente que la come, si hay ropa basura es porque la gente la compra.

¿De cuánto fue la reducción que conseguisteis el año pasado?

Varía de unas prendas a otras, pero una media del 20%. Además, ahora toda la energía que consumimos es energía verde de Goiener (una cooperativa vasca) y el paso que estamos dando este año es la compensación. Lo que no podemos reducir, tratamos de compensarlo. Estoy seguro de que esto va a ser de imperativo legal de aquí a no mucho tiempo. Que cada empresa sepa cuáles son sus emisiones y que esté obligada a compensar por estas emisiones.

¿En qué momento decidiste dar el salto de la moda convencional a la moda sostenible?

Cuando fuimos a Asia en el 2003 y vimos cómo se producía, me llevé las manos a la cabeza. Decidimos cambiar, fue un proceso complejo: cambiar las fibras, los procesos, intentar cambiar la forma en la que trabajaban nuestras fábricas…

¿Qué fibras empleáis ahora?

Fibras unas cuantas, pero tejidos más de 60. Nosotros diseñamos muchos de nuestros tejidos para que puedan ser certificados sin que se nos escapen de precio.

¿Esos tejidos de que fibras están hechos?

Las fibras principales son algodón 100% orgánico, tencel que son celulosas de pulpa de madera; hemos utilizado hemp, lino, algodón reciclado, polyester reciclado, rami que es fibra de un tipo de ortiga.

¿Dónde producís?

La producción principal está hecha en China, India, Portugal y algo menos en España. Nosotros siempre decimos que lo importante no es dónde lo hagas sino cómo lo hagas. Por eso en que la certificación es lo que te da la credibilidad.

¿Pero no es contradictorio producir fuera si vuestro objetivo es reducir emisiones?

Tiene menos impacto de emisiones una prenda traída por barco de China, que una traída de Rumanía (que es Comunidad Europea) en camión.

Pero si la produjerais aquí las emisiones serían menores.

¿Pero los tejidos de dónde vienen?

Y ¿si consiguieseis obtener tejidos de aquí?

La gente no pagaría el precio. De hecho, hemos traído a BioCultura prendas a precio normal de colección y la gente nos dice que es muy caro… La ropa es un artículo de lujo, siempre lo ha sido. La de la moda es la cadena de valor más larga que existe, pero se ha llegado a convertir en un artículo de usar y tirar con el fast fashion. Ahora ¿quién está pagando el verdadero precio? No lo está pagando el consumidor, lo está pagando la cadena de valor.

¿Cómo ves el sector de la moda sostenible en España?

Es un sector en alza. Pero tiene todavía muy poco peso y aún encima hay mucha confusión sobre qué es sostenible y qué no es sostenible. Por eso a nosotros la certificación nos parece tan importante. Porque es una cadena de valor tan larga que es muy complicado hacer la trazabilidad por uno mismo, por eso necesitas a certificadoras que hagan ese trabajo.

¿Ves algo positivo en el hecho de que las grandes marcas del fast fashion ahora también saquen una línea ´bio’?

El único hecho positivo es que sube la demanda de fibras sostenibles. Pero no deja de ser un lavado de cara. Una empresa de fast fashion tendría que cambiar su modelo de negocio para ser sostenibles y eso no lo pueden hacer porque sería suicidarse.

Hay dos pensamientos: Los que consideran que es mejor utilizar lo que ya está fabricado porque es más sostenible que volver a generar nuevas prendas y después están aquellos que opinan que eso no es sostenible porque esas prendas no están hechas con tejidos orgánicos.

El plástico en sí no es malo, es el uso que se le dé después. Tú no te pones una chaqueta de polyester contra la piel, nosotros utilizamos el plástico en prendas exteriores. Y no seamos hipócritas porque nuestro día a día está lleno de plásticos. Nuestro objetivo no es ser 100% sostenibles porque eso sería dejar de producir. Nuestro objetivo es reducir al mínimo el impacto negativo y ese camino es infinito, pero nunca va a ser 100%. A nadie le hacen falta más prendas, a nadie le hace falta SKFK.

¿En qué país vedéis más?

Vendemos en treinta países, pero tiene más que ver con regiones que con estados. Por ejemplo, en Flandes vendemos mucho, en Cataluña, País Vasco, Bretaña, Normandía, en el área de Berlín y en el norte de California. Tiene que ver con el estilo, la renta per cápita, compradores más comprometidos… Aunque nuestros clientes nos compran porque les gusta nuestra ropa, la sostenibilidad es un plus para ellos.

Os diferenciáis de otras marcas de moda sostenible en que el diseño es una parte importante en vuestras prendas

Es una parte esencial. Y es lo que augurará el éxito de la moda sostenible, que sea moda. Hay ciertas personas que tienen una necesidad de vestir con prendas más amigables para la piel, pero la moda es algo más que eso. Es un tema aspiracional, emocional…

También ofrecéis la opción de alquilar vuestra ropa.

Sí, se llama SKFK circular closet. Hay cosas que te gustaría poner, pero sabes que las vas a vestir dos veces al año. Creemos que es una parte del futuro de la moda y hemos apostado por ahí.

Marcas de complementos sostenibles en Biocultura Madrid 2019

La feria Biocultura Madrid 2019 está a la vuelta de la esquina. Del 7 al 10 de noviembre, en IFEMA, más de 400 expositores relacionados con el consumo ecológico, ético y responsable se darán cita en la mayor feria de España especializada en visibilizar a las empresas que promueven un cambio en nuestra forma de producir y comprar.

Después de haber recorrido los stands de moda infantil, calzado y joyería, hoy hablamos de los stands de moda que encontraremos en la feria recopilando aquellos centrados en el diseño de complementos: bolsos, bisutería, sombreros y gafas de sol son algunas de las cosas que encontrareis en las mesas de estas empresas.

AITOR BASTARRIKAhttp://www.aitorbastarrika.com/
Tejidos teñidos con tintes naturales: seda, lino, lana y algodón. Calcetines de algodón orgánico y lana teñidos con tintes naturales, fulares, chales, turbantes, gorros, etc.

BENETTI BARCELONAhttps://www.benettibarcelona.com/ (En la imagen)
Artesanos, emprendedores y diseñadores y productores de mochilas y cartucheras en sargas 100% algodón y materiales biodegradables.

BPELLhttps://shop.bpellbarcelona.com/index.php
Los productos de Bpell están elaborados con los retales que les sobran a los grandes fabricantes de nuestro país, principalmente pieles de oveja y vaca. La única condición para reciclar un material es que la piel haya sido curtida en nuestro país.

CARRETERA Y MANTA
En el stand de carretera y manta encontraremos calcetería fina, paños y boinas… complementos que viajan contigo y que están elaborados con lana merina en la Sierra de la Demanda.

HUGANA SOMBREROS NAT
Esta marca barcelones llava más de  15 años creando sombreros de paja, algodón y lino en gran variedad de modelos y tallas. También ofrecen una selección de sombreros de paja toquilla provenientes de Ecuador denominados Panamás.

KARAMBA
Diseño integral con botones.

OLE K’ARTEhttp://olekarte.blogspot.com/
Creaciones en seda pintada de fulares, cuellos, boinas, guantes, complementos…

OQUENNA BARCELONAhttps://www.facebook.com/Oquenna/
Artesana profesional en manufactura de objetos y complementos textiles.

SOLER BAGhttps://www.solerbags.com/
Una empresa de tradición familiar, fundada en 1880 y actualmente regentada por la cuarta generación. Diseñan y favbrican bolsos y accesorios que venden dentro y fuera de España.

Nuria Sacristán (Lalita): ‘El principal reto para una marca de moda sostenible es la competencia’

Nuria Sacristán nació y creció en Barcelona, aunque reconoce que nunca se ha sentido atada a un lugar. Se define como una persona libre, que mantengo ante todo un compromiso ‘con mi vida, con mi desarrollo personal y la evolución de mi alma’, mientras desarrolla su carrera como diseñadora y creadora de sus propios diseños de moda, con lo que se declara ‘profundamente feliz y afortunada’.

Sus prendas son ediciones únicas y está elaboradas a partir de tejidos rescatados de excedentes de fábricas. Podremos disfrutarlos durante BioCultura Madrid, del 7, 8, 9 y 10 de Noviembre de 2019 en IFEMA.

¿Cómo surgió Lalita?
Lalita nació hace 16 años después de una gran experiencia en India. Cosía desde niña, pero al regresar de este viaje empecé a vender mis creaciones. Lalita era el nombre que mi profesor de música clásica me puso en India. Significa madre y tierra. En ese momento fue cuando Lalita cobró vida. La marca es mi forma de expresar al mundo quien soy, cuales son mis valores. Expreso en cada pieza algo sobre mi alma y mi corazón.

Como diseñadora y usuaria, ¿qué es para ti la moda? ¿y la moda sostenible?
Honestamente yo nunca he seguido la moda, simplemente porque no lo he sentido. Puedo inspirarme, pero creo que cada uno debería vestirse de acuerdo a quien es, que la ropa sea una manifestación creativa de quién eres. Para mí la moda sostenible es aquella que respeta los valores humanos,  respeta el medio ambiente utilizando tejidos naturales y apoya un consumo responsable. De alguna forma volver a lo de antes, comprar poco y comprar bien.

¿Cómo nace la idea de hacer un proyecto que involucra sostenibilidad y ediciones limitadas?
Utilizo tejidos lo más naturales posibles y sobre todo que sean restos de stocks de fábricas. Cuando se hacen ediciones limitadas buscas que la mujer reconecte con su autenticidad, que sepa que es especial, que es única y que esa prenda que va a llevar también lo es.

¿Cuáles son los principales retos para una emprendedora de moda sostenible? ¿Cómo los resuelves?
El principal reto para una marca de moda sostenible es la competencia, y lo resolvemos confiando en que lo que hacemos es algo diferente, único y sobre todo vivo. Para mí los valores de marca es lo que nos hace diferentes, y ese es el gran motor y el gran reto también. Pues implica un mayor coste, pero seguir trabajando por un mundo mejor, en el que se priorizan los valores humanos y el respeto por el medioambiente. Potenciando la economía local y el consumo responsable.

Es evidente que la producción sostenible de prendas de vestir tiene beneficios en el medio ambiente y los trabajadores, pero ¿cuáles son los beneficios para el consumidor?
Los beneficios para el consumidor es tomar conciencia sobre una nueva forma de consumo, comprando productos locales que respetan los valores humanos y el medioambiente. Otro beneficio es que favorece la economía local. Llevará prendas que son únicas y no las va a llevar todo el mundo, como sucede con las grandes marcas. Y entre todos empezamos a recuperar el valor de las cosas.

¿Es esta la primera vez que asistes a Biocultura? ¿Qué esperas obtener de tu participación en la feria?
Es la primera vez que participo en Biocultura. Espero poder tener una buena respuesta de las personas con respecto a mi proyecto, que les guste y que se sientan identificados con Lalita. Y sobre todo ver en las personas una mayor conciencia con respeto a la vida.

¿Qué podremos encontrar en el stand de Lalita?
En el stand de Lalita podréis encontrar una marca de ropa casual femenina que está viva, con estilo propio, ropa para mujeres bellas, fuertes, femeninas, con energía, que saben disfrutar de la vida, y que se aman. Ropa hecha en Barcelona, cuidando el detalle y pensando siempre en ti. Una marca de ropa con valores y que ama lo que hace.

Calzado sostenible en BioCultura Madrid 2019

Del 7 al 10 de noviembre abrirá sus puertas la 35ª edición de la feria Biocultura Madrid, la mayor muestra española de productos ecológicos y consumo responsable. En Biocultura Madrid podremos encontrar stands y actividades de alimentación, cosmética, limpieza, artesanía, música, turismo y así hasta 700 entidades que exhibirán sus propuestas durante tres días.

Por supuesto, el textil y la moda también tendrán su espacio durante la feria. En total, 62  mostradores de empresas que quieren vestirnos de forma sostenible. Tendremos la oportunidad de conocer a artesanos, descubrir nuevos materiales ecológicos y llevarnos a casa prendas bonitas, pero sobre todo, respetuosas con el medio ambiente y los humanos que los fabrican.

Estas son las marcas de calzado que contarán con un stand en la próxima feria:

 

Taller a pie – http://tallerapie.com/
Calzado artesanal para mujeres y hombres, zapatos cómodos y duraderos hechos con materiales de primera calidad, y con un diseño totalmente exclusivo. Destaca su sección de calzado pintado a mano y el amplio abanico de tallas, que van hasta ñla 45, también en los modelos femeninos

Sincomentarios
Zapatos artesanales de piel

Zapatari
Botines y sandalias en cuero producidos de manera artesanal con coloridos diseños tradicionales.

Pinrel – www.pinrel.net
Los artesanos de Pinrel cuidan el proceso completo de elaboración de sus productos. En su taller diseño realizan el patronaje, seleccionan las pieles, cortan y cosen cada pieza y producen manualmente las suelas. Su calzado tiene lo mejor de la estética tradicional reinterpretada con una óptica cosmopolita.

Bioworld Shoes – www.bioveganos.com
Bioworld son la tercera generación de una familia de artesanos dal calzado hecho en nuestro país que desde 2016 apuestan por la producción vegana de sus zapatos. Las microfibras que utilizan son ligeras, transpirables y sus plantillas están fabricadas de un material ideado por ellos mismos que combina corcho, látex y yute.

Martin Natur – www.martin-natur.es
En Martin Natur fabrican zapatos de piel tratada mediante procesos respetuosos con el medio ambiente, utilizando la técnica de curtido vegetal. Su calzado está fabricado en España, cuentan con plantillas intercambiables y un ancho especial que proporciona mayor libertad y comodidad. También tienen ropa fabricada con algodón orgánico con certificado GOTS.

Biko Estudiohttps://www.aliveshoes.com/biko-1
Zapatos de piel hechos a mano en Italia de forma artesanal. sus diseños combinan tradición, calidad y un estilo moderno.

Ecoalkesan – www.ecoalkesan.com
Esta empresa española de calzado 100% vegano y ecológico son un ejemplo de producción sostenible en su sector. A través de la utilización de tecnología puntera, minimizan el impacto de fabricación de sus productos, así como la cantidad de desechos que producen. Su leimotiv es que todos podemos cambiar el mundo si tomamos las pequeñas decisiones cotidianas de forma correcta.

Inma Peñate: ‘en el futuro la moda sostenible no será una tendencia, sino una obligación’

Inma Peñate es la persona detrás de Fashion & Green, una empresa de consultoría y formación en procesos sostenibles para marcas de ropa y calzado. Es especialista en marketing de moda, formada en sostenibilidad y utiliza su experiencia en el sector de la ropa y el calzado a gran escala y su compromiso con el medio ambiente para acompañar empresas en su transición hacia una producción eco y ética. Su objetivo es concienciarlas, ofrecer soluciones y alternativas más verdes que las utilizadas hasta ahora.

Inma Peñate impartirá el taller ‘Introducción a la moda sostenible en el sector del calzado’ el domingo 29 de 16 a 17h en la sala Alicante. La participación en la actividad es gratuita para todos los asistentes de la feria Biocultura Valencia.

¿Es tu primera vez en el BioCultura de Valencia?

Sí, es la primera vez que participo en este evento y estoy muy ilusionada porque poco a poco estoy viendo que la moda sostenible cobra más protagonismo.

Háblanos un poco sobre la actividad que vas a llevar a cabo en la feria, ‘Introducción a la moda sostenible en el sector del calzado’

Con este taller quiero concienciar sobre el impacto medioambiental que tiene la industria del calzado y dar a conocer todo el abanico de posibilidades que existen para crear calzado sostenible, aplicando técnicas de ecodiseño y empleando mejores materiales desde el punto de vista medioambiental.

¿Qué fue lo que te hizo interesarte en la moda sostenible?

Ya hace años que me interesa este tema. Mi experiencia en marcas de calzado y ropa en los departamentos de comunicación y marketing me hicieron conocer de primera mano el sector y su impacto en la sociedad y el medio ambiente. Esto me hizo pensar e interesarme por poner mi granito de arena, así que decidí formarme con diversos cursos como el de la London College of Fashion (Fashion and Sustainability). Ahí me di cuenta de que lo que quería hacer es ayudar a las marcas de ropa y calzado a desarrollar su actividad de manera más responsable a través de cursos y consultoría.

¿Has notado algún cambio significativo en este aspecto en los últimos años?

En los últimos años, sobre todo en el actual he notado una fuerte tendencia por las marcas de moda por tratar de asociarse a la “moda sostenible”, las marcas existentes están empezando a crear líneas sostenibles y hay un gran auge de marcas que ya nacen con el espíritu sostenible.

Hace unos meses comenzaste a ejercer de consultora y formadora freelance para empresas. ¿Qué tal está a resultar la experiencia?

Se trata de una experiencia muy satisfactoria. Estoy encontrando que existe mucho desconocimiento y confusión, muchas empresas interesadas en dar el cambio y muchos diseñadores con ganas de aprender técnicas del ecodiseño.

¿Notas que las empresas cada vez están más interesadas en este tipo de medidas?

Sí, actualmente muchas empresas se están interesando porque lo ven como una tendencia que está pisando muy fuerte y no quieren quedarse atrás. Es también muy interesante que las empresas sean conscientes de que en un futuro no muy lejano, la moda sostenible no será una tendencia, sino una obligación y seguramente habrá regulaciones por parte del estado, como está pasando en otros países de la Unión Europea, por ejemplo Francia.

¿Cómo crees que se avecina a corto plazo la moda sostenible en nuestra sociedad?

A corto plazo queda mucho por hacer, es necesario una concienciación muy fuerte y compromiso por parte de todos los agentes implicados para que realmente veamos un cambio significativo y va a llevar tiempo.

Taller de sostenibilidad en familia en BioCultura Valencia

La Asociación Vida Sana celebra en Valencia la feria BioCultura los días 27, 28, 29 de septiembre. La octava edición de la feria en esta ciudad reunirá a más de 220 expositores dedicados a los sectores de alimentación bio, cosmética ecológica, moda sostenible, casa sana, bienestar y salud, eco-estilo de vida, turismo responsable, artesanías y ONG’s.

En cuanto a la presencia de la moda sostenible, en BioCultura Valencia  podremos visitar siete stands ocupados por este tipo de empresas. Además, se realizarán una decena de talleres que girarán alrededor de la producción ética de nuestras prendas de vestir. Uno de ellos lleva por título ‘Moda y adolescencia, plan para salvar el mundo en familia’ y será impartido por representantes de dos fundaciones valencianas de desarrollo local e internacional:  Gema Martínez, directora de la Fundación ESYCU, y Amparo Ferrando, responsable de COSO Moda, una rama de la Fundación COSO centrada en la sensibilización ciudadana en torno a la moda sostenible.

Este taller cuenta con la particularidad de estar orientado a padres y orientadores, para que estos inculquen en los menores con los que conviven valores alineados con la consecución de los ODS (Objetivos de Desarrollo Sostenible marcados por la ONU para 2030). Tendrá lugar el sábado, de 11 a 12 de la mañana, en la Sala Alicante y el acceso es gratuito para todos los asistentes de la feria.

Hablamos con Gema Martínez sobre este ‘plan’ para que las nuevas generaciones sean más sostenibles.

¿Por qué dirigís vuestra actividad a los adolescentes?

En nuestra experiencia en la Fundación con voluntariado, vemos clara la importancia de la sensibilización de menores. Es una etapa de la vida en la que,  tienen mucho potencial para desarrollar en el ámbito del cuidado de las personas y la naturaleza que no encontramos en los adultos. Por este motivo nuestro proyecto se dirige a los menores, pero no sólo a ellos, ya que deben ser guiados por los padres, los técnicos de juventud o los profesores.

¿Creéis que los adolescentes tienen mayor conciencia ecológica que la generación de sus padres?

Sí, están creciendo en una sociedad que avanza todos los días en este tema y esto favorece su concienciación y su rechazo a malas prácticas. De modo natural conocen la labor de las ONG, la protesta social ante situaciones de agresión al medio ambiente y los efectos nocivos ya comprobados.

En qué consistirá la actividad que tenéis preparada en Valencia?

Es un taller para incentivar la sostenibilidad desde el ámbito familiar. Damos herramientas para que a partir de los 17 ODS , padres y docentes puedan trabaajar la sensibilización de los menores en la importancia del voluntariado.

Quién puede participar?
Está orientado a asociaciones y entidades educativas. Pero es adaptable a otro tipo de público, redefiniendo los talleres y las dinámicas en función de los asistentes.

Es más complicado para los adolescentes ser ‘sostenibles’ al tener un poder adquisitivo menor?

Este proyecto no se centra en el efecto inmediato o resultados objetivos, se trata de generar un espíritu sostenible a nivel personal y familiar, que lleva a unas acciones y gestos que generan una nueva actitud.