Moda vegana

Revolución animal en la moda

El auge del animalismo y la creciente conciencia sobre el respeto a los animales está llevando a la industria de la moda por derroteros inimaginables hace una década. Hoy los sustitutos de la piel y las pieles con bienestar animal son cada vez más reclamadas.

La moda está incorporando nuevos materiales a su oferta habitual. Más allá de los tejidos acrílicos, sintéticos y de cultivos convencionales, aún a amplia mayoría, se van incluyendo los de procedencia orgánica (algodón, lino, cáñamo, bambú, etc.), los sustitutos de la piel y las pieles que espetan a los animales sin tratarlos como meras mercancías de consumo.

Debido al auge del veganismo y del vegetarianismo, actualmente llaman mucho la atención los sustitutos de materiales de origen animal ya que las firmas de ropa aptas para este tipo de consumidores deben de respetar los derechos de los animales en toda su cadena de valor (del principio al fin de la fabricación de la prenda) y ningún material, tinte o  componente químico (sobretodo de síntesis) puede provenir de ellos. “Hablamos de lana, cuero, pelo o plumas de origen no animal”, explica Ángels Biosca, directora de The Slowear Project, plataforma de divulgación sobre moda sostenible, educación y consumo responsable, para todos ellos ya hay opciones diversas desde la Fauxidermia (recrear el pelo o las plumas con productos sintéticos y/o resinas) al cada vez más popular algodón orgánico (libre de herbicidas, insecticidas, etc.) que a menudo sustituye la lana en especial si es de alto gramaje pues se obtiene ropa de más abrigo para los rigores invernales. «Existen otros materiales naturales como el Tencel”, añade Melanie Trocoli cofundadora del portal de moda vegana Veganized: “Es una fibra de madera de bosques certificados con el sello FSC
donde la producción es controlada. Su calidad es genial para blusas, vestidos o pantalones, su tacto es como el de la seda. Y no sólo puede sustituir a ésta, también al poliéster, una fibra artificial derivada de petróleo, la más utilizada en la moda convencional después del algodón”.

 

Por:Por: Brenda Chávez. Periodista y autora de «Tu consumo puede cambiar el mundo»

 

Este fragmento forma parte de un artículo más extenso donde desglosamos las tiendas de moda sostenible en la ciudad de Barcelona y publicado en el número 75 de la revista ‘The Ecologist’. Puedes conseguirla en kioskos o bajo pedido en la siguiente dirección: hola@planetamoda.org

Talleres de moda sostenible en BioCultura Sevilla

La semana pasada os presentamos a todos los expositores de moda sostenible que participarán en BioCultura Sevilla y hoy queremos que conozcáis los talleres que se realizarán en la feria con el textil como tema central. Los talleres son actividades con profesionales de diferentes sectores pensados para difundir y acercar tendencias y proyectos novedosos en el sector. Tendrán lugar en el Showroom de Ecoestética y Planeta Moda y el aforo máximo para cada actividad es de 30 personas.

 

Artesave
Viernes 23 , 13:00 a 14:00
Artesave es una pequeña empresa de moda artesana y comprometida con el medio ambiente. Sus productos están elaborados 100% con fibras recicladas que rescatan de los excedentes de la industria masiva, recuperan las fibras y vuelve a tejerlas dándoles un nuevo uso.
Durante el taller, el responsable de Artesave hará una breve presentación de su taller, su particular forma de entender la moda ecológica y las materias primas que utiliza para sus creaciones. A continuación, hará una demostración en directo de tejido de calcetines de lana con 5 agujas, un modo tradicional portugués que el público podrá experimentar y comentar.

Blaugap
Sábado 24, 13:00 a 14:00
Diferencias entre lo que llaman la moda sostenible, bio y orgánica y a la vez, la compararemos con lo que nos ofrecen los grandes almacenes. 
El taller está impartido por Blaugap, una tienda online de ropa interior ecológica, orgánica y sostenible para pieles sensibles que también contarán con un stand en la feria.

Guasinei
Sábado 23, 19:00 a 20:00
La marca sevillana de ropa ética expondrá su caso de éxito ante los interesados. La charla empezará exponiendo las problemas de la producción textil convencional, haciendo hincapié en el verdadero coste de la ropa que consumimos de las grandes marcas. A continuación, nos hablarán de Guasinei: cómo nace y su desarrollo a lo largo de los años.
Guasinei es una marca de ropa ética y sostenible, producida con fibras naturales, energías renovables, serigrafía artesanal, tintas ecológicas y packaging reciclable.

Mini-hackaton de moda sostenible
Domingo 24 ,  12:00 a 14:00
La plataforma de moda sostenible Pro Hub Fashion, en colaboración con la incubadora de empresas Pro Hub Startups, ofrecen la oportunidad a que emprendedores con talento puedan presentarnos soluciones, productos, proyectos o empresas ya en marcha que ofrezcan innovación en el sector textil sostenible, ya sea en el modelo de negocio, en nuevos materiales sostenibles, en aplicaciones informáticas,etc.
Las mejores propuestas serán posteriormente presentadas a incubación, aceleración o directamente a financiación a través de crowdfunding de inversión, business angels, o venture capital.

Dirigido a estudiantes y profesionales.

 

Si estáis interesados en asistir a talleres sobre ecología aplicada a otros ámbitos o estáis interesados en los encuentros B2B para profesionales, podéis consultar la guía de BioCultura en este link.

 

Ecolã participa en BioCultura Sevilla

Moda sostenible en BioCultura Sevilla

La feria BioCultura de Sevilla está al caer y en la Asociación Vida Sana ya tiene todo preparado para celebrar una nueva edición del encuentro referente en nuestro país en cultura ecológica y sostenible. La cita es del 22 al 24 de marzo en el FIBES de Sevilla, donde se reunirán más de 200 expositores dedicados a la alimentación, la cosmética, el turismo y la artesanía con un objetivo en común: fomentar el consumo de productos respetuosos con el planeta y reivindicar las relaciones de solidaridad, sostenibilidad y respeto entre productores, consumidores y medio ambiente.

En cuanto a la presencia de la moda sostenible, en BioCultura  podremos visitar ocho stands ocupados por este tipo de empresas. Además, se realizarán cuatro actividades paralelas que girarán alrededor de la producción ética de nuestras prendas de vestir (que os detallaremos en un próximo post). Estas son las empresas textiles que podremos conocer durante BioCultura Sevilla:

ARTESAVE
Stand 315 – https://www.artesave.pt/
Para estos artesanos portugueses, el desecho textil es el principio de un nuevo ciclo para fibras de lana y algodón. Sus prendas están fabricadas únicamente con fibras recicladas, siendo la sostenibilidad su principal motivación.  El proceso de los hilos reciclados se inicia con la recogida de los «desechos» generados en la industria textil, que son cuidadosamente separados por color y pasan por un proceso de recuperación de las fibras sin utilización de productos químicos. Después, un grupo de creativos y artesanos crean los diseños a medida de las fibras recicladas y las tejen de nuevo.

ECOALKESAN
Stand 312 – https://www.ecoalkesan.com
Esta empresa española de calzado 100% vegano y ecológico son un ejemplo de producción sostenible en su sector. A través de la utilización de tecnología puntera, minimizan el impacto de fabricación de sus productos, así como la cantidad de desechos que producen. Su leimotiv es que todos podemos cambiar el mundo si tomamos las pequeñas decisiones cotidianas de forma correcta.

BLAUGAP
Stand 301 – https://www.blaugap.com
Blaugap propone una forma más sana de consumir moda para nosotros y para el medio ambiente. Esta ienda online de ropa orgánica y de comercio justo, pone especial interés en fabricar prendas libres de productos químicos. Producen ropa interior, deportiva e infantil, especialmente indicada para personas con problemas de dermatitis, sensibilidad y alergias y para todos aquellos que quieran eliminar los productos contaminantes de sus compras. Cuentan con certificados GOTS, Fairtrade y PeTA.

ECOLÃ
Stand 306 – https://www.ecolaportugal.com/
La historia de Ecolã se remonta a tres generaciones de pastores y artesanos. Esta empresa está situada en la Serra da Estrela, en Portugal, y produce artesanía textil certificada 100% de lana de oveja, en color natural sin tintes. Ellos controlan todo el proceso: desde el cuidado de sus ovejas (de raza autóctona «bordaleira») hasta la comercialización de sus prendas. Utilizan además una técnica propia de la región llamada burel, que vuelve la lana más resistente e impermeable.

MARTIN NATUR ECOFASHION
Stand 318https://martin-natur.es/
En Martin Natur fabrican zapatos de piel tratada mediante procesos respetuosos con el medio ambiente, utilizando la técnica de curtido vegetal. Su calzado está fabricado en España, cuentan con plantillas intercambiables y un ancho especial que proporciona mayor libertad y comodidad.
También tienen ropa fabricada con algodón orgánico con certificado GOTS.

MISTURA ESMALTE
Stand 300
Piezas de diseño propio acabadas en esmalte

OINAK
Stand 320 – https://aitorbastarrika.com/
Oinak es una colección de calcetines de lana y algodón orgánico teñidos con tintes naturales y ecológicos. Cuentan con Certificación GOTS, que garantiza que tanto sus materias primas como su proceso de producción y coloración (uno de los pasos más contaminantes en la industria textil masificada) son respetuosos con el medio ambiente.

ZACATUA
Stand 308 – http://www.zacatua.com/
Zacatúa es una pequeña empresa familiar que cose prendas en algodón y cáñamo con certificado ecológico. Están especializados en prendas infantiles que destacan por sus diseños divertidos y llenos de color. También encontraremos prendas de mujer.

 

Esme Pueyo: «Quiero acabar con la desigualdad social a través de la moda»

Entrevista a Esme Pueyo, la diseñadora valenciana afincada en India que trabaja para mejorar las condiciones laborales de las mujeres a través de proyectos de cooperación basados en el textil.

Después de formarse en moda en España y Reino Unido, Esme Pueyo se mudó a India en 2018 fascinada por su carácter exótico e intrigada por conocer cómo se produce la ropa que vestimos. Un año más tarde, ha tejido una red de artesanos del textil en el país con los que lleva a cabo proyectos de moda ética en colaboración con ONG. Ofrece a empresarios españoles la posibilidad de producir sus textiles en India de forma respetuosa con los trabajadores, buscando la integración laboral de las mujeres y ofreciendo condiciones y salarios dignos.

¿En qué momento decides cambiar Londres por Bombay?
Siempre tuve curiosidad por saber qué hay detrás de la ropa que consumimos. Aunque la verdad está tan sólo a un documental de distancia, quería ver por mí misma cómo es la producción textil y la vida en un país en vías de desarrollo. Saber si es tan crudo como lo pintan y cuáles son los prejuicios que tenemos en occidente.

¿Qué es lo que más te ha sorprendido de India?
En una cultura tan distinta que todo lo cotidiano se vuelve único: el papeleo, los alquileres “no aptos para chicas solteras”, buscar trabajo, reunirte con las ONG, ir al médico… Aunque sin duda lo más chocante siguen siendo los contrastes entre las clases sociales. Bombay es un icono del contraste entre la clase obrera y la gente más pudiente del país. Más allá de lo estrafalario de encontrar en la misma ciudad la casa más cara del mundo y el slum más grande de Asia, la disparidad es palpable en el día a día. La diferencia de precios entre el estilo de vida occidental y el local es muy grande. Generalmente uno ya sabe que si está pagando de más, es que no es ni natural, ni local.

¿Qué es para ti la moda ética?
Más que moda ética -centrada en la producción justa y una remuneración pactada por ambas partes-, considero que hago moda para el desarrollo.Estoy estudiando un máster de cooperación para el desarrollo para comprender cómo el desarrollo sostenible en la moda puede estar vinculado directamente con el empoderamiento de la mujer y quiero acabar con la desigualdad social a través de la moda.

¿Cómo es el trabajo con los talleres indios?
Trabajo con ONG en distintos estadios de formación. Mientras que algunas se han profesionalizado lo suficiente como para trabajar en la exportación de ropa de comercio justo, otras han llegado tan sólo al punto de abrir su propia boutique local con accesorios y moda India. Yo ahora mismo estoy estudiando para conseguir que las ONGs que están trabajando en el empoderamiento de la mujer a través de la educación lleguen también a abrir sus propios centros de costura. Es un largo camino, porque es importante saber distinguir entre empoderamiento, comercio justo y, por supuesto, mano de obra barata.

¿Con que ONGs estás trabajando actualmente?
Estoy en contacto con Sambhali Trust en Jodhpur, Praveen Lata en Jaipur y también colaboro como diseñadora con Sonrisas de Bombay. Siempre que tengo un hueco también me muevo para conocer gente nueva, como Creative Handicrafts y Diseño para el Desarrollo, porque para mí es muy importante entender qué hace un proyecto con perspectiva de género exitoso.

¿Es sencilla la tarea de intermediar entre los diseñadores de fuera y los talleres de la India?
En España siempre tuve la impresión de que la gente sólo quiere hablar de negocios y de dinero, es muy difícil empezar algo desde cero. Sin embargo aquí me encuentro que empresas, fundaciones y organizaciones están contentos de recibirme e incluso acogerme durante días para discutir cómo podemos trabajar juntos. Viniendo de tan lejos y siendo que muchas veces me adentro en terrenos desconocidos (profesionalmente) que te traten tan bien es muy motivador y gratificante.

¿Todavía existe cierta desconfianza hacia los talleres en la India?
Más que desconfianza existe desconocimiento total sobre la situación de los trabajadores. Yo trabajo mucho en que la gente que empiece un proyecto con nosotras entienda que trabajamos con ellos y no para ellos. Estas mujeres tienen, literalmente, mejores cosas que hacer. Han de llevar su casa y si quisiesen trabajar por dinero podrían hacerlo como cocineras o sirvientas. Si eligen ir cada día a los centros de formación es porque aspiran a algo mejor para ellas y sus hijos, no únicamente una transacción económica. Para mí es muy importante que cada proyecto realizado con una ONG sea responsable de su formación profesional y también que cree un impacto positivo, ya sea estableciendo un vínculo entre las mujeres de la comunidad o desarrollando sus habilidades creativas.

¿Ves tu propuesta como una solución a las dificultades de muchos diseñadores de fuera para encontrar fibras naturales?
En India existe mucha fibra natural y totalmente orgánica. El problema está en distribuirla a Europa como tal, ya que los granjeros no pueden costearse la carísima certificación ni la infraestructura que se demanda. Sería genial poder encontrar un punto intermedio en el que existiese una inversión internacional en India para el incremento de estas prácticas orgánicas de las que pudiésemos beneficiarnos todos, pero no será un camino fácil.

IAIOS Reutilizando/reciclando retales de confección para hacer jerseys como los de antes

Gemma Barbany es CEO y cofundadora de Iaios. Una empresa que se dedica al textil sostenible. Gemma estuvo con sus productos exponiendo en BioCultura Madrid. 

-¿Cómo surge la idea de echarte al ruedo del textil sostenible?
-Mi familia se dedica a la venta de productos textiles desde hace cinco generaciones. Yo he estudiado Bellas Artes pero estuve viviendo fuera durante mucho tiempo, en México, Alemania… Y, al volver, hablé con mi padre de recuperar el jersey de toda la vida. Recuperamos una marca que mi padre había registrado en los 90 y que había quedado en vía muerta. Recuperamos el logo y el concepto. Empezamos a trabajar en 2016 y en 2017 nos lanzamos con la primera colección…

DE LA CUNA A LA CUNA
-¿Nos puedes explicar qué diferencia a Iaios?
-Nuestras colecciones están formadas por jerseys con hilo 100% reciclado, reutilizado. Es decir, usamos retales de fábricas de confección. Lo que se tiraría. En Olot se separa por colores, se tritura y se vuelve a hacer el hilo. Muy importante: no hay tinte porque el retal ya tiene el color. Para conseguir un determinado color se mezclan diferentes fibras. Ahorramos uno de los pasos más contaminantes de la industria textil convencional. En Igualada, un taller familiar hace el tejido y se confeccionan los jerseys. Yo diseño y dirijo desde Granollers. Diseñamos sin botones ni cremalleras para facilitar la tarea del reciclaje posterior. “Cradle to cradle”. De la cuna a la cuna.

-Sí… Ese es un concepto genial. Ya hablamos de él en un monográfico de The Ecologist de hace unos años. En otro orden de cosas, ¿por qué te metiste en el mundo de lo ecológico, de lo reciclable, de la reutilización….?
-Pues porque tenía inquietudes en este sentido desde hace muchos años y porque mi padre siempre nos inculcó el concepto de sostenibilidad. Siempre ha sido un hombre muy activista y muy partidario de un consumo consciente. Amadeu Barbamy. Hicimos una prueba y, como salió tan bien, decidimos continuar. Para nosotros es muy importante el concepto de eco-nomía circular. Lo que hacemos es reciclado… y reciclable. Estas técnicas ya se utilizaban hace años. No hemos inventado nada, pero sí hemos recuperado algo que ya hacían otros ecoempresarios cuando no existía el término.

MODA SOSTENIBLE
-¿Cómo ves el sector?
-Hay una tendencia hacia la moda sostenible. Sobre todo, entre los jóvenes. Todo el mundo quiere más transparencia en todo. Cada vez más ciudadanos se dan cuenta de que las empresas y los políticos nos engañan. Y, aunque hablamos del mundo volátil de la moda, yo creo que esta tendencia ha venido para quedarse.

-Pero más de uno se aprovecha de la tendencia aportando muy poco que sea real y genuino…
-Así es. Las empresas multinacionales se lavan la cara e invierten en marketing “verde”, pero no tienen mucha consciencia. A veces hacen más mal que bien. Son empresas muy grandes que fabrican en talleres pequeños y aprietan y aprietan hasta la saciedad. Y esos talleres tienen que hacer inversiones para satisfacer pedidos cuantiosos y luego, si algo falla, se quedan con maquinaria inservible porque ya no pueden rebajar más los precios y las empresas se buscan otros proveedores. Son campañas que duran un mes y ¿luego qué pasa con todo eso?  No es estable. No ayuda. Deberían ser campañas permanentes. De hecho, el formato de empresa transnacional ya no es sostenible de partida…

BIOCULTURA
-¿Qué significa para ti BioCultura?
-Es un referente total. Es una feria muy enfocada a todo lo ecológico hecha por gente que vive todo esto en primera persona. Ahora, la feria se abre más a la circularidad en lo textil y esto me parece muy bien. Porque no todo va a ser algodón ecológico de la noche a la mañana. El reciclaje, la reutilización… están muy bien. Es la primera vez que vengo. Estoy muy contenta con la experiencia.

-¿Por qué ese nombre?
-Iaios significa “abuelos” en catalán. Todo en nuestra empresa gira en torno al hecho de recuperar técnicas que utilizaban nuestros abuelos, pero también valores, una ética… A cada jersey le ponemos el nombre de un abuelo. A veces, son personas mayores que son muy famosas en todo el planeta porque han aportado algo importante a la Humanidad. En otras ocasiones son personajes anónimos que conocemos que tienen y representan valores importantes para nosotros.

Gafas de Nardaya elaboradas en madera combinada con cerámica.

Gafas de autor, artesanía ecológica para ver con claridad

Las gafas de madera hechas artesanalmente estarán muy presentes en BioCultura Madrid. Las marcas Nardaya y Moler participarán en la gran feria ‘bio’ y presentarán diseños únicos a la par que originales. Hablamos con Iñaki Uribesalgo, creador de Nardaya, y con Víctor J. López Camuñas, de Moler.

¿Cómo nace el proyecto…?

Nardaya: Una serie de factores se alinearon de manera que surgieron  las dos primeras gafas. Cada día despierta un@ Nardaya, porque el significado de esta marca es la superación  continua  de pequeñas metas  para conseguir  triunfos. En mi caso  no conformarse  y  buscar  retos e  inspiración,  apuntando siempre hacia la búsqueda de nuevos límites dentro de mi taller y de la vida en general. Cada día estamos obligados a superar pequeñas o grandes dificultades a lo largo de la vida… conseguirlo…

Moler: Pasamos de diseñar y fabricar muebles a hacerlo con gafas en un momento en el que la empresa que había montada como tal de muebles y decoración se tuvo que cerrar y vino un familiar con otro amigo suyo con esta nueva idea.

Gafas de Nardaya elaboradas en madera combinada con cerámica.
Gafas de Nardaya elaboradas en madera combinada con cerámica.

LAS MADERAS

Habladnos de las maderas…

Nardaya: Utilizamos cualquier madera, recogemos madera del bosque para consumo propio con el beneficio que ello aporta al monte. Rechazando así el lote de madera que nos corresponde.  Pero, bueno, la gestión forestal es otra pelea.  También utilizo madera libre de tala lo que sería el sobrante de alguna carpintería,  restos de carpinterías que ya cerraron hace años y pago a almacenes donde compran la madera procedente de bosques sostenibles.

Moler: Pues desde el inicio trabajamos con ébano macassar y con zebrano. El ebanista lo tuvo muy claro. Además, al igual que en by Móler, empezamos con sobrantes que teníamos de la época de los muebles y la decoración, hasta que se acabaron y nos tocó volver a buscar. Estas dos, son maderas exóticas, la madera de ébano exótico procede de donde su nombre, de Macassar (Indonesia), son maderas tropicales.

Procedencia de la madera de zebrano (tal como pone en nuestra web www.moler.es): América y Sudamérica; Brasil y Costa Rica. Originaria de la zona centro y oeste del continente africano (Camerún, Gabón).

Después añadimos unas maderas más flojas que venían tintadas de diferentes colores para comercializarnos más. No nos gustó y ya no hemos vuelto con eso. Luego hemos añadido recientemente palo rosa y palisandro. El palo rosa bien, aunque es difícil. El palisandro no nos gusta nada, aunque siempre hay gente a la que sí. El palisandro tiene diferentes procedencias.

Gafas de Moler elaboradas en madera combinada con cerámica.
Gafas de Moler elaboradas en madera.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Trabajáis de forma artesanal

Nardaya: Vivimos en el país de “cocinemos”,  parece que sólo quieren ese oficio en este país, lo que está haciendo desaparecer el resto de oficios. Todo se fabrica en países con un bajo o nulo perfil hacia los derechos  sociales y respeto  sobre sus trabajadores. Además,  aquí  no se educa para comprar de forma inteligente.

Nosotros utilizamos un proceso artesanal que yo lo llamaría  Artesanía   Extrem.  Si no fuera de esta manera sería imposible  mantener una línea de producción con más de 25 modelos  y tantas versiones de cada modelo, imposible presentarme en cada feria con colecciones exclusivas.   Esto me lleva a invertir entre 3  y más de 25 horas por gafa, a un precio realmente competitivo  frente a procesos industriales que dan más valor a la gestión de marca que al producto.  El hacerlas a mano una a una me  permite mucha creatividad,  poder recordar cada gafa dónde la vendí y tener mi propio sello de identidad.

Moler: El proceso es casi en su totalidad artesanal, digamos que sobre un 90% o más es a mano y, si usamos alguna máquina, son máquinas artesanas, convencionales de carpintería y ebanistería que las tienes que utilizar también ayudándote con las manos, controlando el manejo de ellas y de las piezas que están sostenidas y movidas con las manos.

BIOCULTURA

BioCultura Madrid…

Nardaya: Lo primero y más importante un rendimiento económico que nos permita volver el año que viene.  Nuestro enfoque por el momento es poder ofrecer directamente este producto al público sin incrementarle costes de intermediarios.

Moler: Esperamos que la gente que acuda, sea ya un público enfocado a lo que hacemos y que valore de verdad este tipo de iniciativas y puestas en acción. Que eso parece que no, pero es muy complicado encontrar.

En Nardaya habéis diseñado una línea en la que combináis la madera con cerámica ¿Cómo se os ocurrió?

Y también con acetato, tela, metal, fibra de carbono y cuerno de búfalo. La idea surge de la necesidad de empoderamiento de la artesanía ante la agresión continua que sufrimos los artesanos cada vez que se anuncian ferias de artesanía y te encuentras con personas que no producen sus propias creaciones y se dedican al mercadeo empobreciendo cada vez más al artesano y la artesanía.  Es por culpa de la mala gestión que se hace por parte de las administraciones, donde la artesanía se ha convertido  en  un campo de batalla donde se permite casi todo.

La parte de cerámica la hace Idurre, compañera artesana de segunda generación con mucho gusto y dosis de innovación.

TOMA NOTA

NARDAYA
www.nardaya.es
info@nardaya.es

MOLER
www.moler.es
info@moler.es